Liga - El tapado culé al que mejor se le da el Granada

Tito Vilanova cuenta en sus filas con un hombre tapado de dar victorias en estadios clave para hacerse con el título liguero. Su nombre es Xavi, y su mejor arma contra el Granada es el gol. La recamara, David Villa, también está preparada.

Los números goleadores del Barça en lo que va de temporada están resultando envidiables en el comienzo de la temporada. En la plantilla azulgrana brilla un Messi que marca los goles de dos en dos y ya se ha subido al primer lugar de la tabla de goleadores, un puesto del que el argentino no se plantea bajar en toda la campaña. Pero ante el Granada, y especialmente si las cosas se tuercen ante un planteamiento excesivamente defensivo de Anquela, hay un artillero en segunda línea preparado para ejercer su papel.

Su nombre es Xavi Hernández y ya le tiene tomada la medida al conjunto granadino. En la pasada temporada el centrocampista azulgrana logró ver puerta en los dos enfrentamientos que tuvo ante el Granada, siendo el gol que marcó en el Camp Nou en marzo de 2012 contra los andaluces el último que marcó en toda la temporada. Su tanto ayudó a vencer por 5 goles a tres al único equipo que se quedó con un sabor agridulce al irse de vacío a pesar de sus tres tantos. En todas sus visitas al Camp Nou, el Granada no ha logrado nunca la victoria.

Si al Barcelona, con la necesidad de innovar en la defensa, le fallan sus principales balas, entre ellas un Leo Messi que ya sumó un hat-trick ante el Granada, la recámara también tiene un nombre.

David Villa, de quien Tito Vilanova ya afirmó que está preparado para jugar al máximo nivel tras su lesión aunque el técnico vaya con prudencia, se está convirtiendo en el artillero más eficaz en lo que de temporada 2012-2013. El 'guaje' ha marcado dos goles en lo que va de Liga habiendo tirad a puerta solo en dos ocasiones. Una efectividad al servicio de un Barça que plantea alternativas para recuperar el título de Liga que la pasada campaña acabó levantando el Real Madrid, ahora a ocho puntos del Barça y con la necesidad de buscar una épica remontada que nunca antes ha conseguido. El Camp Nou, aunque aún sea pronto, ya sabe que el Barcelona depende de sí mismo y será el otro factor clave en el partido ante el Granada.