Asesinan en un tiroteo a un joven futbolista

El futbolista del Banfield argentino Lautaro Bugatto, cedido en el club Tristán Suárez, fue asesinado a las afueras de Buenos Aires al quedar atrapado en un tiroteo entre un policía y delincuentes, informó su representante. Tenía un hijo de dos años e iba a casarse.

A raíz del hecho, el policía Damián Benítez fue detenido mientras avanza la investigación sobre la muerte del jugador de 20 años, que se preparaba para retornar a jugar en el Banfield a mediados de año, añadió el presidente del Club, Carlos Portell.

El hecho ocurrió esta madrugada cuando el lateral izquierdo salía de su casa, situada en la localidad bonaerense de Burzaco, junto a tres amigos, que "lo llevaron a la clínica pero falleció porque el tiro le perforó el pulmón y perdió mucha sangre", relató su representante, Adrián Romero, a la televisión local.

"Todo esto pasó porque a la hija del policía le intentaron robar la moto en la esquina de la casa de Lautaro. Aparentemente, se tiroteó con los delincuentes y una bala perdida le pegó a él", afirmó Romero. Además, Bugatto era padre de "una beba de dos años" y que estaba a punto de casarse.