Balón de Oro - El despiste de Leo Messi en su discurso

El argentino vivió un momento histórico al recibir su cuarto Balón de Oro y los nervios le jugaron una mala pasada en su discurso de agradecimiento. La tensión del momento le hizo olvidar agradecer el título a dos personas muy especiales para él: Tito Vilanova y Eric Abidal, aunque luego enmendó su error.

Nadie había conseguido hasta ahora lo que Leo Messi hizo en Zúrich: levantar cuatro Balones de Oro en una carrera futbolística pese a que solo tiene 25 años. Quizá la emoción de ese histórico instante, con miles de flashes buscando la mejor instantánea y millones de ojos atentos a su discurso hizo que el argentino cometiese un pequeño desliz.

Y es que Messi tuvo emotivas palabras para su mujer y para su hijo Thiago, “lo más lindo que me ha dado Dios”. Pero en el discurso que había preparado previamente también había un recuerdo para Tito Vilanova y Eric Abidal como ejemplos de superación ante sus enfermedades y que han apoyado al astro argentino en su día a día.

Messi reconoció tras la gala que “no me salían las palabras. Estaba muy nervioso”, justificando de ese modo que olvidase mencionar a dos personas tan importantes en su espectacular año. “Obviamente, también quería compartir el premio con Tito y Abidal. Fue un duro golpe lo que les pasó y verlos ahora trabajar de nuevo con nosotros me pone muy feliz”.

El argentino añadió que “el premio más lindo y más grande es que estén de nuevo con nosotros. Ahora tienen que hacer la rehabilitación pero seguro que volverán pronto y bien”.