Fútbol - El Barça más español de los últimos 17 años

El Barcelona de Tito Vilanova ha recuperado la esencia del producto nacional, con solo ocho extranjeros presentes en la plantilla. Un total de 17 españoles convierten al Barça 2012-2013 en el más español desde la temporada 1995-1996, año de la implementación de la Ley Bosman.

Gica Popescu, Robert Prosinecki, Gica Hagi, Luis Figo y Meho Kodro. Un quinteto de extranjeros que la grada del Camp Nou se sabía al dedillo hace quince años. Pero la permisividad de la Ley Bosman con los jugadores comunitarios llevó al Barcelona (y a casi todos los clubes españoles) a aumentar su nómina de extranjeros de forma exponencial.

Un año después, el número se había duplicado hasta alcanzar la decena. Kodro, Hagi y Prosinecki abandonaron el Barcelona, pero llegaron ocho caras nuevas. Vitor Baia aterrizó para reforzar la portería, Laurent Blanc y Fernando Couto para apuntalar la defensa, Vucevic y Amunike a poblar el centro del campo, y el tridente estelar de Ronaldo, Giovanni y Hristo Stoitchkov -de vuelta tras un año en el Parma- completó la nómina de jugadores foráneos.

Desde entonces, el número de extranjeros se mantuvo siempre en los dos dígitos hasta la llegada de Pep Guardiola, que poco a poco fue españolizando el equipo. En el último año de Frank Rijkaard había la friolera de quince en la plantilla, pero en su último año ya contaba con solo nueve. Y ya sin Maxwell ni Keita, y con la llegada de Jonathan Dos Santos, ese número se ha reducido a ocho.

Curiosamente, de esos ocho, seis proceden de Sudamérica: Dos brasileños (Adriano y Alves), dos argentinos (Mascherano y Messi), un chileno (Alexis) y un mexicano (el mencionado Dos Santos). Quedan los dos europeos, el francés Eric Abidal y el holandés Ibrahim Afellay, representante actual de la colonia neerlandesa que durante muchos años pobló el Camp Nou, especialmente en la época de Louis Van Gaal.