Liga - El Barça quiere salir más fuerte de su paraíso andaluz

Con la mirada puesta de reojo en el Clásico, el Barcelona visita un estadio en el que cuenta con el viento a favor para salir victorioso. El Sánchez Pizjuán se ha convertido en un feudo de garantías para el Barça, quien intentará dormir a la bestia que ya venció al Real Madrid esta temporada.

Pocos son los aspectos deportivos que hacen pensar en que la visita al Sánchez Pizjuán por parte del Barcelona vaya a ser un fácil paseo. Allí se encontrarán a un Sevilla que ya ha sido la bestia negra del Real Madrid en esta temporada y allí tendrán que frenar el buen hacer de los hombres de Míchel, pero el historial acumulado por los azulgrana en sus últimas visitas juega muy a favor de los hombres de Tito Vilanova.

El Barcelona parece haber encontrado en los últimos años el antídoto para dormir a la bestia, que salta ante los azulgrana al terreno de juego con la garra que le da su himno pero que en las últimas temporadas ha terminado totalmente dominada. En los últimos enfrentamientos ligueros entre Barça y Sevilla en el feudo sevillista, los culés se han llevado tres victorias y dos empates, haciendo imposible una victoria local en el estadio que puede servir para que el Barcelona siga todavía más reforzado de cara al Clásico que disputarán el 7 de octubre ante el Real Madrid en el Camp Nou.

Para plantar cara a los de Tito Vilanova Míchel va a tener que luchar contra todos los elementos. Tendrá que anular a un Leo Messi que cuenta sus salidas esta temporada con dobletes en la portería rival, y por si eso fuera poco tendrán que luchar contra su propia historia. En los últimos diez años el Sevilla no conoce la victoria ante el Barça en Liga, habiendo acumulado siete derrotas y tres empates.

La tarea del Sevilla no será, para nada, fácil ya que para colmo los azulgrana solo se han quedado sin marcar en uno de sus últiomos 49 partidos contra rivales andaluces. La esperanza de Míchel está en que, precisamente fue el Sevilla en octubre de 2011 el único equipo andaluz que supo mantener su portería a cero ante el Barça (0-0).

Con la vista puesta en el Clásico, pero sin querer mirarlo fijamente debido a que entre medio estará un equipo que ya supo cómo vencer al Real Madrid en el Sánchez Pizjuán, el Barça también tendrá que vencer a un enemigo interno. Las bajas, que han lastrado la defensa azulgrana, pueden ser otro elemento a considerar además de las estadísticas. Solo el césped dictará sentencia.