Beatriz Pascual se despide de Londres con un diploma olímpico

La española terminó octava en la prueba de marcha (20 kilómetros), en la que la rusa Yelena Lashmanova batió el récord mundial (1:25.02). En tanto, María José Poves se clasificó duodécima con un registro final de 1:29.36.

La rusa Yelena Lashmanova batió el récord mundial de 20 kilómetros marcha con un tiempo de 1h25:02 para derrotar en los últimos 300 metros a su compatriota Olga Kaniskina, tres veces campeona mundial y defensora del título, frente al palacio de Buckingham.

La plusmarca mundial anterior pertenecía a otra rusa, Vera Sokolova, con el registro de 1h25:08 que consiguió en Sochi (Rusia) el 26 de febrero del 2011.

Kaniskina ha conseguido la medalla de plata con 1h25:09, y la china Shenjie Qieyang la de bronce con 1h25:16, nuevo récord asiático.

Diploma español

Beatriz Pascual, octava con 1h27:56, su mejor marca personal, fue la mejor española, seguida de María Vasco, que en sus quintos Juegos terminó décima con 1h28:14, mientras que María José Poves se clasificó duodécima con 1h29:36.

Kaniskina había dejado abierta la final olímpica tras su derrota en la Copa del Mundo de Saransk (Rusia), su casa, ante Yelena Lashmanova, de 19 años, en mayo pasado.

Lashmanova alcanzó a Kaniskina en el último kilómetro y le batió sin remisión, ratificando un cambio en la hegemonía mundial de la marcha femenina.

Declaraciones

"Tengo que estar contenta, aunque la gente se espera siempre medallas y los diplomas no son valorados. La verdad es que me ha costado un montón", afirmó Pascual.

"Me he encontrado muy bien, he podido controlar. Creo que he sido bastante inteligente porque han salido demasiado rápido. Yo ya sabía cómo iba, así que, aunque las viera irse he pensado que seguirlas me podía pasar factura", explico la atleta.

"Las rusas marchan bien, son muy superiores, no creo que cometan ninguna infracción, simplemente van muy rápidas. No sé qué hay que hacer para poder igualarlas, quizás me voy de concentración a Rusia a ver qué pasa", bromeó la española.

"Que les pregunten a las de la sincronizada, si nos quitaran a las rusas y a las chinas igual nos iría todo mucho mejor", ironizó Pascual.