Juegos Olímpicos - Bragado pide la marcha de Odriozola y le llama "anciano"

Bragado, corredor español en los 50 km marcha, se ha mostrado indignado con la federación de atletismo y pide un cambio interno urgente.

El marchador madrileño Jesús Ángel García Bragado, vigésimo en los 50 kilómetros en su sexta participación olímpica, volvió a pedir un cambio urgente en las estructuras federativas y aseguró, sobre el presidente de la RFEA, José María Odriozola, que el atletismo está dirigido "por un anciano por muy feliz que esté con su marcapasos nuevo".

García Bragado ha sido una de las voces más críticas y discordantes de la labor de la directiva que preside Odriozola, de 73 años y que lleva 23 en el cargo, y se reafirma por los malos resultados del atletismo español en las últimas grandes citas.

Ambos coincidieron hoy en el circuito de The Mall, junto a Buckingham Palace, ya que Odriozola estaba como delegado técnico de la IAAF, pero no se hablaron y se limitaron a intercambiar miradas a lo lejos, sin dirigirse la palabra.

"Necesitamos un cambio, así no vamos a ninguna parte", aseguró el marchador español, quien comentó que esto lo afirma "antes y después de este desastre" y que el presidente de la RFEA lo debió dejar hace unos años, pero se quiso "agarrar a la silla".

"Todos tenemos que hacer una reflexión", puntualizó García Bragado, quien desveló que hace unos días estuvo hablando en la Villa Olímpica con la excampeona mundial de los 3.000 obstáculos Marta Domínguez para analizar el estado del atletismo español a la vista de cómo iban las cosas.

"Ella era más proclive a sentarse junto a otros atletas veteranos con el presidente, y yo lo que pido es que cambie el presidente. La etapa de Odriozola se ha terminado", aseveró el madrileño, quien vería con buenos ojos a Marta Domínguez como nueva presidenta, porque siempre ha "sentido admiración por ella, tiene mucho empuje y carácter" y "no sería mal vista por los dirigentes actuales y por Odriozola. Otra cosa es que ella quiera".

García Bragado, quien reiteró que así no van "a ninguna parte" señaló que él ahora mismo no se ve en el papel de aspirante a la presidencia, pero que "cada vez lo tiene claro más gente, hasta dentro del propio mundo de Odriozola", que en su opinión es el que tiene que "darse cuenta de que tiene que ser otra persona" la que lleve las riendas.