El Madrid recuerda los indultos al Barcelona

El indulto a Mourinho por parte de la RFEF no ha sentado bien al Barcelona, pero Emilio Butragueño ha lanzado una extraña 'acusación' a los culés, diciendo que en indultos pasados al Barça, el Real Madrid guardó silencio. ¿De qué indultos habla el directivo blanco?

La medida de gracia de Ángel María Villar hacia Real Madrid y Barcelona con la retirada de las sanciones impuestas tras la Supercopa de la temporada pasada ha incendiado a parte del mundo del fútbol. Toni Freixa, secretario y portavoz del Barcelona, rápidamente señaló que el indulto no resta culpabilidad alguna a José Mourinho, mientras que Emilio Butragueño mostró su respeto a las medidas de gracia, "como hicimos en el pasado".

Esos indultos que el Real Madrid respetó en el pasado y Butragueño no quiso enumerar, son aquellos que el Barcelona ha recibido en los últimos quince años:

Mecherazo a Roberto Carlos: 20 de agosto de 1997

Barcelona y Real Madrid dieron inicio a la temporada 97/98 con la Supercopa de España. En el partido de ida, disputado en el Camp Nou, Roberto Carlos fue alcanzado por un mechero arrojado desde la grada. El jugador brasileño pudo continuar jugando a pesar de la brecha causada, y Louis van Gaal censuró el comportamiento del público aquella noche. El Barcelona localizó al agresor y lo denunció ante la Comisión Nacional contra la Violencia. El club no recibió sanción.

Plante en Copa del Rey: 24 de abril de 2000

En la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey de la temporada 1999/00, el Barcelona se presentó en el partido ante el Atlético, aunque se negó a disputarlo porque contaba con solo once jugadores, dos de ellos porteros, debido a los compromisos internacionales de sus principales figuras. El Barcelona fue sancionado con un año de exclusión que Ángel María Villar retiró ese mismo verano, argumentando la pérdida de lustre de una Copa del Rey que cumplía la temporada siguiente su 25 aniversario sin el 'rey de Copas'.

El cochinillo: 23 de noviembre de 2002

Los recibimientos a Luis Figo en el Camp Nou siempre fueron extremadamente calientes, pero en 2002 se cruzó la línea. El jugador portugués sufrió en cada acercamiento al córner el lanzamiento de varios objetos, entre ellos una cabeza de cochinillo o una botella de whisky. El Comité de Competición de la RFEF sancionó al Barcelona con dos partidos de clausura del Camp Nou y un expediente disciplinario a Joan Gaspart. En 2005, la RFEF rebajó la sanción a 4.000 euros, lo que indignó a José María del Nido, presidente del Sevilla, quien vio cómo el Sánchez Pizjuán sí fue clausurado por incidentes provocados por su afición.

Partido a medianoche: 3 de septiembre de 2003

El Barcelona quería jugar un día antes su partido de Liga ante el Sevilla para evitar que la marcha de sus internacionales a sus respectivas selecciones dejaran el equipo en cuadro. Ante la negativa de los sevillanos, el Barcelona fijó el partido para las 00.05 del miércoles. El Barcelona jugó sin sus jugadores holandeses, el partido no se retransmitió por televisión, Joaquín Caparrós calificó el comportamiento del Barça como "una payasada" y el partido pasó a la historia como el "partido del gazpacho" a pesar de que Ronaldinho se estrenara con el Barcelona con un gol antológico.

Llegar tarde a Pamplona: 4 de diciembre de 2010

La huelga de controladores aéreos pilló a contrapié al Barcelona, que no previó con suficiente antelación todos los pormenores de su desplazamiento a Pamplona para disputar un partido de Liga contra Osasuna. Finalmente, el Barcelona emprendió un viaje a Pamplona en tren y autobús que le hizo llegar a pocos minutos del inicio del partido, dejando todo el día en el aire la disputa del mismo, lo que molestó notablemente a todos los estamentos del club pamplonica.