Calma tensa en el entrenamiento de Lezama

Los jugadores del Athletic Javi Martínez y Fernando Llorente han entrenado con normalidad en medio de los rumores sobre sus salidas del club

A las seis y media, como estaba previsto, el Athletic ha saltado al campo y ha empezado el entrenamiento con una carrera continua, con los dos jugadores en el grupo. Con un fuerte calor, han presenciado el entrenamiento cerca de un millar personas, sin pancartas y sin que en principio el público se haya expresado con gritos de ánimo ni de reproche. Al cuarto de hora de comenzar la sesión, el técnico, Marcelo Bielsa, ha dividido a la plantilla en dos grupos y en uno de ellos Javi Martínez y Llorente, junto a sus compañeros Aduriz, Ekiza, San José, Igor Martínez y Castillo han abandonado el campo principal para correr por el circuito que rodea las instalaciones.

Ha sido entonces cuando una minoría de los aficionados que se han dado cita en Lezama se han manifestado, unos con aplausos y otros con gritos aislados de 'saca los billetes', 'renueva' o 'aprende de Julen (Guerrero)' dedicados a los dos grandes protagonistas de la jornada. Tras completar una hora de trabajo eminentemente físico, Llorente y Javi Martínez se han retirado a los vestuarios mientras el grupo principal ha disputado un partido de entrenamiento contra un combinado de jugadores de las categorías inferiores.

En ese encuentro, de dos tiempos de veinte minutos, Bielsa ha ensayado con un equipo formado por Iraizoz; Iraola, Ramalho, Gurpegui, Iñigo Pérez; Iturraspe; Susaeta, De Marcos, Galarreta, Isma López; e Ibai. En la segunda parte, el técnico ha dado entrada a Toquero en lugar de Ramalho. "Les veo tranquilos. El tema de Fernando es una decisión de él y el club y en cuanto a Javi sigue siendo jugador del Athletic. Se ha entrenado como uno más y veremos lo que pasa", ha señalado al final de la sesión Carlos Gurpegui, uno de los capitanes del equipo.

Javi Martínez es portada desde que ayer abandonara el estadio del Barakaldo, donde jugaba el Athletic, en el descanso, en un coche particular, tras publicar el "Bild" alemán que había fichado por el Bayern de Múnich. El consejo de vigilancia del club bávaro ha dado el visto bueno a afrontar la operación desde el punto de vista financiero, pero el fichaje no está hecho, ya que para ello el Bayern deberá abonar los 40 millones de euros de cláusula de rescisión del contrato del centrocampista, vinculado al Athletic hasta el 2016.

Por su parte, Llorente ha vuelto de Puerto Rico, donde jugó anoche con la selección española. En su caso, sigue sin haber novedades -y el jugador no ha efectuado todavía manifestación alguna- tras conocerse su negativa a renovar su contrato, que concluye en junio del 2013.