Cech, el único con el que no puede Messi

Leo Messi se fue de Stamford Bridge sin marcar un gol al portero que acaba de convertirse en su bestia negra particular: Petr Cech. El Barça espera los goles del argentino para el partido de vuelta para estar en la final y, de paso, romper este curioso maleficio.

Parece muy extraño, pero Petr Cech es de los pocos porteros, por no decir el único al que Leo Messi todavía no ha marcado ningún gol. Es más, lo que sí se puede afirmar a ciencia cierta es que el checo del Chelsea es el guardameta contra el que Leo más minutos ha jugado y contra el que nunca ha marcado ningún gol.

Tras los noventa minutos de este partido de ida de las semifinales de Champions League entre Chelsea y Barça, Messi ha jugado un total de 384 minutos ante Petr Cech, y pese a haber tenido múltiples ocasiones, Leo nunca ha podido hacer un gol al 'Muro' checo del Chelsea.

En Stamford Bridge en este último partido las ocasiones más claras fueron para Cesc Fàbregas y Alexis, ambos casualmente asistidos por Messi en esas opciones de gol.

Leo siguió intentándolo hasta los minutos finales de este partido, pero una vez más, de esos cincos partidos a los que se ha enfrentado a Petr Cech, se quedó sin batirle. Habrá que esperar dentro de una semana en el Camp Nou, cuando esos goles de Leo serán más necesarios que nunca para que el Barça esté en su segunda final de Champions League consecutiva.

Otro imbatido

Se llama Carlos Arias, y es el portero titular de la selección de Bolivia, y es el segundo guardameta contra el que Messi ha jugado y no ha podido marcar ningún gol. Un total de 360 minutos en los cuatro partidos en los que se han visto las caras.

Emblema de la Premier

El portero checo llegó al Chelsea en 2004, procedente del Stade Rennais, y fue el portero que tuvo el victorioso Chelsea de José Mourinho en las Premier League de 2005 y 2006. Ha ganado nueve títulos con el equipo londinense, fue nombrado mejor portero de Eurocopa de Portugal 2004, portero menos goleado de la Liga de Campeones en 2005, 2007 y 2008.

Pero Petr Cech también estuvo a punto de dejar el fútbol de forma trágica, ya que el 14 de octubre de 2006, en un choque brutal con el defensa del Reading, Stephen Hunt, sufrió una fractura de cráneo. Regresó casi cinco meses después y, desde entonces, juega con un gorro de protección en la cabeza, igual que el que utilizan muchos jugadores de rugby.