Cesc encuentra la felicidad en cinco minutos

El mediocentro del Barça, criticado en las últimas semanas, sonríe cuando juega con 'La Roja'. Del Bosque confía en él y le ha convertido en una pieza imprescindible en el grupo. En el partido ante Georgia asistió a Roberto Soldado en el único gol del equipo.

Cesc Fábregas aprovechó los escasos minutos que le dio Vicente Del Bosque ante el combinado de Georgia y asistió a Soldado para que hiciera el único gol del encuentro.

El centrocampista, cuestionado en los últimos días por el papel que está desempeñando en su club, ha vuelto a la Selección, donde recibe la confianza que le falta en el Barça. La aparición de la figura del falso '9' le ha dado el sitio que pide en el campo y que no le encuentra Tito en su equipo.

Del Bosque confía en él

El pasado viernes, ante Arabia Saudi, el jugador fue titular y jugó la primera parte entera. Participó activamente en el juego del equipo, pero las actuaciones estelares de Pedro y Cazorla le eclipsaron. Hoy, se ha querido tomar su particular revancha en los escasos quince minutos que ha estado sobre el césped.

Fábregas, que ha salido en el minuto 80 sustituyendo a Arbeloa para terminar de desatascar al equipo, ha asumido su papel de falso '9' para ayudar al verdadero '9' y ha asistido a Roberto Soldado en el solitario gol que le ha dado a España la primera victoria de la fase de clasificación.