Cesc Fábregas no se acostumbra al banquillo del Barça

Cesc habló de su momento en el Barça desde la concentración de la selección española y asegura que ningún jugador "puede ser un buen suplente". Sobre las críticas a su juego, dice que no le molestan lo más mínimo.

"A todo el mundo le gustaría jugar todos lo minutos de la temporada y no puedo decirte que sea un buen suplente. Nadie es buen suplente porque todos queremos jugar pero tampoco soy mal compañero. Si tengo que poner una mala cara por algo, jamás lo hago hacia ellos, me voy a mi casa y la pongo sólo", aseguró Cesc Fábregas en Radio Marca al ser preguntado por su estado actual en el Barcelona.

En lo referente a las ocasiones para ganarse un puesto de titular en el once de Tito Vilanova, el jugador de Arenys dice que lo único procupante sería no tenerlas: "Me preocuparía más que no llegaran las ocasiones". Sobre las críticas que recibe su fútbol, Fábregas asegura que no le preocupan en absoluto: "Si me lo dice mi padre, mi madre, o gente que me quiere, entonces si que me preocuparé".

Recadito a Cristiano

"Jugando al fútbol que es lo que más queremos ya nos da el 95% de la felicidad, luego cada uno ya sabrá lo que necesita o lo que merece", respondió cuando fue preguntado por la tristeza de Cristiano Ronaldo.