Cesc, otra vez en medio de la polémica ante el Sevilla

Cesc Fábregas vuelve a ser el centro de la polémica en un partido contra el Sevilla, propiciando la expulsión de un rival. Esta vez fue el chileno Medel el que se llevó la peor parte, igual que le pasara a Frederic Kanouté la pasada temporada.

El Barcelona buscaba el gol del empate a dos y el Sevilla marcar el tercero aprovechando su intensidad y buen contragolpe, pero tras una falta en ataque de Rakitic, el árbitro del partido, Mateu Lahoz, expulsó de forma fulminante, con roja directa, al sevillista Gari Medel.

Fue por un encontronazo con el juego parado con Cesc Fábregas. Un cabezazo del chileno al catalán y una más que posible exageración del jugador del Barça, propició la acción más polémica de este partidazo.

El asistente de Mateu Lahoz vio la acción y el jugador sevillista fue castigado. Acto seguido, todos fueron a protestar al árbitro y a reprender a Fábregas esa acción de supuesto 'teatro'.

Cree que fue expulsión

Preguntado tras el partido por esta acción, Cesc relató así la jugada a Canal+: "Me ha puesto la frente en la cara y... expulsión".

Reincidente contra el Sevilla

La pasada temporada, en el partido de Liga entre Barcelona y Sevilla en el Camp Nou, Frederic Kanouté fue expulsado tras una discusión y un intento de agresión a Fábregas. Supuestamente, el catalán habría insultado al entonces jugador sevillista y más tarde perdió los papeles. Cesc negó que hubiera propinado un insulto racista al jugador y, más tarde, ambos se reconciliaron a través de sus cuentas oficiales de Twitter.

En cualquier caso, esta ya es la segunda vez que Cesc Fábregas está en el centro de la polémica en un partido contra el Sevilla y es su rival el que, justa o injustamente, se lleva el peor castigo. Y, además, el centrocampista marcó el empate del Barça, un gol decisivo en la victoria culé por 2-3.