Liga - Cesc tranquiliza a los culés y les jura amor eterno

Cesc Fábregas tuvo que salir al paso de un rumor que fue creciendo y que le situaba en la órbita del Milan para el mercado de invierno. Asegura que quiere retirarse en el Camp Nou, después de haber hecho todo lo posible para volver. Promete que su esfuerzo por estar mejor, no será en vano.

Cesc Fàbregas no está viviendo un momento dulce y lo sabe. Cesc es el primero en hacer autocrítica y si hace unos días reconocía que no estaba en su mejor momento y que si tenía que poner malas caras, las ponía en casa, ahora ha asegurado que "es el primero en saber que no está bien, pero promete que su esfuerzo no será en vano".

Cesc ha tenido que salir al paso de los rumores que le colocaban en la agenda del Milan para el mercado de invierno, en un equipo que estaría dispuesto a abrirle las puertas de par en par para reforzar su centro de campo. La información aparecida en Il Corriere dello Sport asegurando que el club lombardo se plantearía una cesión, corrió como un reguero de pólvora y Cesc tuvo que atajarlo.

De este modo y en una entrevista a Catalunya Radio, Cesc reiteró su deseo de "retirarse en el Camp Nou", argumentando que "hizo todo lo posible para volver, y que no vino para un año sino para tener una larga carrera".

Críticas exageradas

No obstante para Cesc las críticas son algo exageradas y en algunas ocasiones inventadas. "Es exagerado todo lo que se dice. Incluso desde algunos sectores de la prensa se inventan que hay silbidos contra mí".