Champions League - Al Barça le sale una estrella inesperada

El Barcelona se había atascado frente al Celtic de Glasgow, pero se acabó llevando la victoria gracias a un jugador al que nadie miraba. Todos esperaban una genialidad de Messi, Iniesta o Villa, incluso de Tello. Pero fue Jordi Alba el que apareció desde segunda línea para lograr la victoria.

El Barça sabía lo que estaba fichando cuando pagó 14 millones de euros al Valencia por Jordi Alba. Con la operación se hacía a la vez con un lateral izquierdo joven y de garantías, pero también con un extremo improvisado para momentos de necesidad. Y el pequeño jugador azulgrana está dando la razón, erigiéndose en el héroe oculto cuando su equipo más lo necesitaba.

El tanto de Mascherano en propia puerta había condenado a un Barça muy superior a remar a contracorriente durante todo el partido. El tanto de Iniesta devolvía cierta lógica al marcador, pero todavía quedaba hacer el segundo; pero el meta inglés Fraser Forster se había empeñado en convertirse en el apóstol predilecto de los católicos escoceses.

Messi cuajó un buen partido, pero le faltó el gol. Lo intentó en diversas ocasiones y estuvo cerca de lograrlo, pero no era el día de los habituales. Villa estrelló el balón en el palo al poco de saltar al césped, en lo que parecía que podía ser la última oportunidad de ganar. Sin la puntería de sus grandes goleadores, todos buscaban un ídolo pagano: Xavi, Iniesta o incluso Tello parecían ser algunos de los elegidos.

No se rinde

Pero al final fue la defensa la que solventó la papeleta. Bartra se encontró un balón en campo contrario, y exhibiendo un gran descaro se lanzó al ataque hasta que encontró Adriano. Le dejó el balón y se fue al área a rematar. Su sorprendente irrupción descolocó a los defensores visitantes, un despiste que aprovechó Jordi Alba para aparecer por la izquierda. Adriano centró a pie cambiado y Alba llegó en el segundo palo para alojar el balón en la portería.

Con su tanto ante el Deportivo Alba ya empezó a rentabilizar su fichaje, y frente al Celtic ha demostrado que 14 millones son un ganga para uno de los mejores laterales izquierdos del mundo. Su tanto hace que el Barça amplíe su ventaja en el grupo con pleno de puntos, y le deja con pie y medio en octavos de final.

Nadie le esperaba, ni siquiera los defensas. Pero para futuras ocasiones, tanto los aficionados como los rivales ya estarán advertidos. Si Messi, Iniesta, Villa y compañía no aparecen, quizá lo vuelva a hacer Jordi Alba. El propio jugador destacó la importancia de la victoria, pero sobre todo que la clave del equipo es que juega "hasta el 90", ya que "hasta el 90 o 95 no se acaba un partido". También puntualizó que el gol "no fue suerte", la que lo llevaban buscando todo el partido.