Champions League - Barcelona-Milan: ‘Habemus Champions’ (4-0)

El milagro no fue en Milán, sino en Barcelona, donde el mejor Barça de la historia retuvo la condición al golear al Milan y clasificarse por la puerta más grande hacia los cuartos de final de la Liga de Campeones..

Y claro que hubo remontada. Este equipo se retorció cuando se le daba por cadáver y gritó a la vida que ha vuelto para aspirar a la Champions con todas las de la ley. Nuevos Madrid-Barça son posibles.

Sin prisa, pero sin pausa, con un rival perfectamente uniformado de blanco para despertar aún más las ansias de venganza, el Barcelona ya ganaba a los cinco minutos. Messi decidió por la escuadra como hacía tiempo no ocurría con esa determinación, con ese poderoso interior con la zurda. El ‘clam’ del Camp Nou, total; la fe en la remontada, global. Ahora, sí.

El gol certificó que este Barça salía a pasar, al fin enrabietado aunque reencontrándose con su fútbol de toque, de rondo veloz sin parar. Sus señas de identidad por encima de la épica reclamada y que no le es propia.

A los 13 minutos (mal minuto), Abbiati salvó junto con el larguero lo que no se pudo creer, con una mano a disparo de Iniesta y luego el cabezazo fallido de Messi. Esa sensación de haber perdonado quedó flotando, aunque la nave iba.

Palo de Niang

Pero la eliminatoria realmente pudo estar en el palo de Niang a los 38 minutos solo ante Víctor Valdés. Instantes después, se tomó la justicia por su mano el de siempre, Messi, con un segundo gol brutal, un disparo al borde del área que pudo con Mexes y Abbiati. Derribado el muro psicológico de la ventaja milanista de San Siro, empezaba otro partido, otra eliminatoria.

Así que todos al descanso con solo una mala noticia para el Barcelona: la amarilla a Pedro que lo inhabilitaba para la ida de cuartos de final.

En la segunda parte, Messi salió a lo suyo, corriendo a por el tercero, que evitó Abbiati (47’), dentro de un estado general de satisfacción que permitía al equipo presionar como en los viejos tiempos.

Llegó pronto el 3-0, premio al trabajo personal de David Villa (55’), el máximo goleador de la Selección y quizás próximo delantero del Arsenal al constatar que no es imprescindible en este Barça. Ni disfrutar le dejaron al Guaje con el cambio posterior por Alexis.

Tan sólo un susto

Sólo un susto, en una acción de anticipación de Jordi Alba a Robinho a los 82 minutos, presidió la ‘zona Cesarini’ del partido. Ese gol que clasificaba a los italianos por la heroica les fue negado finalmente y el Barça recuperó el ‘oremus’, la gloria con el cuarto, culminación de Jordi Alba tras un regalo de Bojan en su retorno a casa.

Para cónclave, el del Barça, con sus 90.000 fieles entregados a una causa que renace y un 4-0 para la historia que devuelve al Milan aquella goleada encajada en Atenas que acabó con el 'Dream Team'.

- LA FICHA DEL PARTIDO:

4 - Barcelona: Valdés; Alves, Mascherano (Puyol, 77’), Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro (Adriano, 83’), Messi y Villa (Alexis, 74’).

0 - Milan: Abbiati; Abate, Zapata, Mexes, Constant; Flamini (Bojan, 75’), Ambrosini (Robinho, 60’), Montolivo; Niang (Muntari, 60’), Boateng y El Shaarawy.

Goles: 1-0. M. 5: Messi. 2-0. M. 40: Messi. 3-0. M. 55: Villa. 4-0. M. 92’+: Jordi Alba.

Árbitro: Viktor Kassai, de Hungría. Amonestó a Boateng (22’), Pedro (41’), Flamini (45’) y Mexes (54’).

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones jugado en el Camp Nou. Lleno. 94.944 seguidores.