Champions League - Tito Vilanova cumple 100 días con algunos deberes por cumplir

El margen simbólico de 100 días ha llegado a su fin para Tito Vilanova con un resultado favorable pero que sigue dejando las mismas dudas que hace meses. El nuevo Barça se consolida con la misma filosofía, pero no consigue tapar los agujeros que más quebraderos de cabeza están creando al nuevo entrenador culé.

Sin solución. Los problemas del Barça de Tito Vilanova en la línea defensiva no han tenido cura ni siquiera cuando ya han pasado 100 días desde que el nuevo entrenador se hiciera cargo del conjunto azulgrana. Ante el Celtic, el Barcelona evidenció de nuevo sus fallos al conceder un gol en un despiste defensivo que involucró prácticamente a todos sus hombres y que permitió al conjunto escocés adelantarse en el marcador en el Camp Nou.

Fue Javier Mascherano, uno de los parches que está sirviendo a Tito Vilanova para sobreponerse a la plaga de lesiones que asola la zaga culé, quien en un intento por despejar el balón en un área llena de compañeros y rivales, acabó metiéndose en propia puerta. Otro más en esta temporada. Y es que en lo que va de campaña, en los 100 días como técnico culé de Tito Vilanova, el Barça ya se ha metido cuatro tantos en propia puerta. Dos de ellos vinieron en Liga y otros dos en la máxima competición europea, una cifra demasiado elevada para llevarse jugados apenas dos meses de competición.

Tito Vilanova no ha logrado dar con la solución a sus problemas en la zaga, lo que le ha provocado ser uno de los peores equipos en defensa de la Liga al encajar en lo que va de año 18 tantos, una cifra que tardó muchísimo más en llegar con Pep Guardiola. Según apunta @2010misterchip, la pasada temporada fue en enero cuando el Barça llegó a esa cifra.

Si en Champions la sangría de goles no está siendo tal -han encajado 3 goles en 3 partidos-, en Liga el Barça no puede presumir demasiado. Los hombres de Tito Vilanova llevan ya 11 goles en su contra siendo uno de los equipos que menos disparos concede por partido -9,3-, una cifra que no resulta demasiado positiva para una defensa que está obligada a tener caras nuevas en cada encuentro por las circunstancias que está teniendo que sufrir Tito Vilanova.

El consuelo de Tito Vilanova llega al mirar los registros goleadores y las clasificaciones. Con el Barça como líder destacado de Liga a pesar de las circunstancias negativas, el balance puede considerarse bueno en estos primeros 100 días con el nuevo técnico en el banquillo. El margen simbólico -que también se da en otros ámbitos como la política-, sin embargo, se ha acabado y las soluciones, hasta ahora todas fallidas, tendrán que dar resultado en breve si los azulgrana no quieren vivir instalados en la duda.