Ana Peleteiro, una nueva estrella para el atletismo español

La nueva musa del atletismo español, Ana Peleteiro se proclamó campeona del mundo júnior en la misma cuna de Barcelona 92. La atleta ha renunciado a los Juegos Olímpicos porque, de momento, prefiere mantener los pies en el suelo.

A escasos días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Londres, el deporte mundial ha descubierto una nueva estrella. Su nombre, Ana Peleteiro. Su especialidad, el triple salto. Esta casi adolescente, que cambió el ballet por el atletismo, se ha convertido en la gran esperanza del atletismo español. El Olímpico de Montjuic, el lugar donde el deporte patrio vivió sus mayores momentos de gloria hace más de 20 años en los Juegos de Barcelona 92, fue testigo del nacimiento de una atleta prodigiosa.

El atletismo español está en crisis tras los decepcionantes resultados cosechados en los Europeos de Helsinki y necesitaba la aparición de un soplo de aire fresco que devolviera la esperanza a esta disciplina. Si la progresión de la joven saltadora se mantiene tras su llegada a la élite, peleará por los metales en las grandes competiciones. Y es que la medalla de oro conquistada en el mundial júnior no ha sido una sorpresa para los entrenadores de la federación, que la eligieron como la mejor atleta promesa en 2011.

La gallega se proclamó campeona del mundo júnior en la categoría de triple salto con una marca de 14,17 metros. Peleteiro batió el récord de España júnior a pesar de estar aún en edad juvenil (16 años). Con esta marca, la saltadora hubiera obtenido la mínima olímpica para Londres. En declaraciones a Eurosport, la atleta demostró tener los pies en el suelo pese a su proeza: "Aunque hubiera conseguido la mínima en plazo no hubiera ido a los Juegos Olímpicos. Ahora no tocaba."

Peleteiro se ha convertido en la tercera mejor saltadora española de todos los tiempos, solo por detrás de Carlota Castrejana y Conchi Paredes. "He terminado la temporada. No iré al campeonato de España absoluto, con el Mundial ha sido suficiente", anunció la atleta en declaraciones a Eurosport.

La progresión de la saltadora ha sido exponencial y ella misma nos contó su secreto: "Añadí dos zancadas mas a la carrera, esa fue la clave para mejorar el salto."

Un duelo de 'elegidas'

Peleteiro se proclamó campeona del mundo júnior con la misma maca que la lituana Dovile Dzindzaletaite, en el nacimiento de una rivalidad que promete muchos años de grandes duelos. Y es que ambas atletas alcanzaron unas marcas impropias de su edad, estableciendo la mejor marca en la historia de los campeonatos. Finalmente, el oro fue para la española tras haber realizado un segundo mejor salto que su rival (13,96 metros). No habrá que esperar mucho para verlas pelear en los grandes campeonatos.