Corea, el rival que hizo llorar a España

España se enfrenta a Corea en partido de preparación para la Eurocopa. Aunque el rival es de poco enjundia, muchas y muy recordadas son las anécdotas ocurridas en dos de los cuatro encuentros que la Selección ha jugado contra los asiáticos. Un horrible árbitro egipcio y Míchel fueron protagonistas.

Esta será la quinta vez en que España y Corea se vean las caras. Aunque el rival es el 31 del mundo en el ranking de la FIFA, pocos aficionados españoles olvidan los enfrentamientos contra el rival asiático.

El España-Corea más doloroso que hizo llorar a media España se produjo el 22 de junio de 2002 en los cuartos de final del Mundial de Corea y Japón cuando los asiáticos eliminaron a la España de Camacho en la tanda de penaltis.

El egipcio Gamal Al-Ghandour hizo un arbitraje lamentable anulando dos goles legales a España y frenando otras tantas por inexistentes fueras de juego.

Del Bosque no olvida

Vicente Del Bosque habló en la previa del partido de aquel terrible partido: "Un error clarísimo del árbitro nos impidió entrar en semifinales. A saber dónde habríamos llegado. No lo ha olvidado nadie, ni el seleccionador de entonces, José Antonio Camacho, ni los jugadores que allí estuvieron".

El primer choque entre asiáticos y españoles se produjo en el Mundial 90. Entrenada por Luis Suárez, España llegó a aquel segundo encuentro de la primera fase con la obligación de ganar tras haber empatado a cero ante Uruguay.

El partido no hubiera pasado a la historia si Míchel, el actual entrenador del Sevilla, no hubiera pronunciado una frase que se ha hecho célebre en el fútbol español. Tras lograr un hat-trick fue poco modesto al pronunciar con rabia: "Me lo merezco".

En el debut del Mundial 94 España volvió a encontrarse con Corea. Aquel equipo de Clemente se puso con 2-0 en el marcador, pero los coreanos empataron al final con las consiguientes críticas al técnico vasco.