Curiosport - La boxeadora a prueba de balas

El Halabi fue tiroteada por su padrastro para que no pudiera boxear más, pero un año y medio más tarde su sueño de volver está a punto de cumplir su sueño. Su fuerza de superación la ha llevado, tras nueve operaciones, a volver a competir a partir de enero.

La boxeadora Rola El Halabi es un ejemplo de superación. Mitad alemana, mitad libanesa, ganó dos campeonatos mundiales de peso ligero. Sin embargo, un brutal ataque ocurrido el 1 de abril del año 2011 provocó que todo cambiara.

Su padrasto, antiguo manager de El Halabi, entró en su vestuario antes de un combate y le disparó en las manos, los pies y las rodillas con el objetivo de que no pudiera volver a boxear. "Estaba a tres metros de mí, apuntó a las manos, y luego al pie derecho. Le dije 'para, ya tienes lo que querías'. Amenazó con matarme, pero no tuvo coraje y me volvió a disparar en las rodillas y en el pie", afirmó.

Aunque las nueve operaciones a las que tuvo que someterse salieron bien, los médicos nunca confiaron en que ella pudiese volver a combatir debido a su parálisis inicial. El 12 de enero, un año y ocho meses después del ataque, peleará en Ulm, Alemania, con el objetivo de recuperar el cinturón de campeona mundial de peso ligero.

La boxeadora recuerda esos momentos como una lucha interior consigo misma para no dejarlo. "Abandonar no me pareció nunca la solución. Fui educada para no dejar que nadie me quitara nada jamás. Y fue justo él –su padrastro– quien intentó hacerlo".