Día 2: Sugoi roza la medalla y el basket ya carbura

Los deportes de equipo españoles salvaron el día en el que llegó el primer gran fracaso de la delegación española con la caída del fútbol. El judoca Sugoi Uriarte perdió la lucha por el bronce, mientras que las selecciones de baloncesto, balonmano y waterpolo no borraron el fracaso del fútbol.

Madrugó el tiro con la eliminación de Sonia Franquet; y el judo con cal y arena: Ana Carrascosa cedió a las primeras de cambio, mientras que Sugoi Uriarte se mantenía firme pasando rondas hasta semifinales. Le bastaba con ganar uno de los dos combates para asegurar la medalla, pero se quedó a las puertas. Perdió las semifinales y la lucha por el bronce, por lo que tuvo que confomarse con el diploma olímpico, el tercero de la delegación española tras los de Pablo Carrera y Mireia Belmonte.

Mejores noticias llegaron desde el voley playa, donde las parejas formadas por Pablo Herrera y Adrián Gaviera; y Elsa Baquerizo y Liliana Fernández-Steiner resolvieron sus primeros compromisos con sendas victorias. Pero todo lo bueno que sucedió en la arena no tuvo continuidad en la piscina, donde solo Aschwin Wildeboer y los chicos del waterpolo salvaron la papeleta, aunque el espaldista caería horas más tarde en semifinales.

Juanmi Rando cayó eliminado, y las chicas no corrieron mejor suerte. Duane da Rocha, Marina García, Conchi Badillo, Melanie Costa y Mireia Belmonte se quedaron sin final. También en el agua dio inicio la competición de vela, un deporte en el que España tiene algunas de sus mejores opciones. Rafa Trujillo, Tamara Echegoyen, Ángel Pumariega y Sofía Toro iniciaron su andadura hacia los metales, al igual que Ander Elosegui y Samuel Hernanz en piragüismo.

El balonmano quiso seguir con la estela ganadora del waterpolo y derrotó a Serbia merced a una gran segunda parte; y el equipo de baloncesto quiso responder a la contundente victoria de Estados Unidos y no pasó apuros para derrotar a la selección china.

La lluvia convirtió la jornada tenística en un auténtico caos de parones y suspensiones, centrando la actividad de la mayor parte de la jornada en la pista uno, en la que Andy Murray dio una alegría a su público. Más tarde Novak Djokovic logró remontar su partido, mientras que David Ferrer pudo sellar su primera victoria, mientras que el resto de españoles no pudieron ni saltar a pista.

Siguiendo con los deportes de raqueta, en tenis de mesa tanto He Zhiwen como Yanfei Shen ganaron sus partidos, pero Carolina Marín no pudo con la todopoderosa Li Xuerui en su debut en la competición de badminton.

La derrota sonada del día llegó con la selección española de fútbol, que tras perder ante Japón necesitaba una victoria ante Honduras que no acabó llegando. Nada que ver con Brasil, que con su victoria ante Bielorrusia suma dos triunfos consecutivos y se consolida como favorita al oro.