Juegos Olímpicos - Debate nacional sobre la figura de una nadadora

Los australianos están indignados con el Herald Sun, una publicación local, por hacer una encuesta sobre si el estado físico de una nadadora olímpica era el adecuado. Compatriotas de la atleta consideran que es una falta de respeto para Leisel Jones.

Los australianos están muy enfadados con los medios de su país por llamar "gorda" a una de sus medallistas olímpicas.

Los editores de la publicación Herald Sun realizaron una encuesta en la que preguntaban si la nadadora Leisel Jones, que no conserva la figura de años anteriores, era apta para competir en Londres. Además, el pie de foto que acompañaba a la noticia decía: "La figura de la nadadora ha cambiado mucho respecto a 2008".

A partir de ahí surgieron un montón de opiniones en torno a este tema de compañeros de la nadadora, defensores de la salud y personas anónimas en sus redes sociales. La presión obligó al periódico a retirar la encuesta pocas horas después.

Melanie Schlanger, compañera de Leisel, se ha mostrado muy indignada: "Estoy avergonzada por lo que estoy leyendo en los medios de comunicación australianos de Leisel, una de las más grandes atletas olímpicas de Australia. Los atletas necesitamos apoyo, no que nos hundan".

Por otra parte, la ex velocista australiana Cathy Freeman también se mostró molesta por este tema. "No es muy amable ni alentador ver esto en este momento", dijo.

Leisel, de 26 años, debutó en los Juegos Olímpicos de Sydney en 2000 cuando sólo tenía 15 años y tiene tres medallas de oro, cuatro platas y un bronce.

Obviamente, ella no parece la misma chica que era antes. La pregunta que surge es: ¿Esto es importante? ¿Son los medios el lugar idóneo para cuestionar a una atleta que ya ha demostrado que es buena?

Sin duda, todos los ojos estarán puestos en Londres para comprobar si puede revalidar las medallas que ganó en el pasado.