El dulce inicio de Pep y la pesadilla de Mou

Pep y Mourinho iniciaron su peculiar carrera en los Clásicos de distinta manera, muy feliz para el primero y de la peor forma posible para el segundo. Ahora Tito vive su primer partido de estas características y habrá que ver de que lado cae la suerte en esta ocasión.

El partido de ida de la Supercopa de España no será exactamente el primer Clásico de Tito Vilanova, quien ya acompañó a Pep Guardiola en todos los suyos como su mano derecha. Si será, eso sí, el primer Clásico en el que toda la responsabilidad del conjunto culé caiga sobre él. Pep Guardiola y Mourinho, por el contrario, si vivieron de primeras su debut en este tipo de partidos al frente de Barça y Real Madrid, con suerte dispar en ambos casos.

Pep, el mejor verdugo del Real Madrid desde el principio

Es muy probable que Guardiola recuerde su primer Clásico con un dulce sabor de boca. El de Sampedor había conseguido en solo tres meses arreglar y lavarle la cara a un equipo que había sido derrotado por el Real Madrid en la anterior temporada por 4-1 tras hacerle el pasillo en el Bernabeu como correspondía por ser el nuevo campeón de Liga. Los blancos, en cambio, vivían una etapa convulsa. Su entrenador, Bernd Schuster, había sido destituido y sustituido por Juande Ramos sólo cuatro días antes del partido.

Hay que decir que Schuster afirmaba que ese Barça de Pep, nuevo puntos por encima en la clasificación, era imbatible, mientras que Juande llegó diciendo que la victoria no era imposible. El manchego encargó a Ramos y a Salgado la tarea más difícil, parar a Messi y Eto'o respectivamente. Además, eligió a Raúl y a Higuaín como sus goleadores. Guardiola, en cambio, sólo sorprendió dándole los galones a Gudjonhsen en detrimento de Busquets.

El partido fue muy igualado, pero los cambios en la segunda mitad acabaron con el empate a cero. Con Sneijder lesionado y sustituido por Palanca, la parroquia blanca no entendió las sustituciones de Guti e Higuaín por Javi García y Van der Vaart. Los goles de Eto'o, que falló un penalti, y de Messi en la recta final del partido dieron la victoria al Barça de Pep, que ganó el sextete esa temporada y se convirtió en la bestia negra de Juande Ramos, que no renovó para una segunda campaña.

Mourinho comenzó con la mayor derrota de su carrera

El primer Clásico de Mourinho, por contra, no le trae un recuerdo feliz. Es más, en un partido en el que se jugaban el liderato y, probablemente, más que eso, el portugués sufrió la derrota más abultada de toda su carrera, un 5-0. Y si malo fue el resultado, peor fue la imagen de los blancos, que fueron un títere en manos de los culés en todo momento.

Mou, que venía para acabar con la hegemonía del Barça tras eliminarles de la Champions con el Inter, no logró ganarles en su primera temporada, pero si en su segunda, el año de la despedida de Pep. "Uno ha jugado al máximo nivel y otro muy mal. Es una derrota, no una humillación. La semana pasada teníamos un punto más y hoy dos menos. Siempre he dicho que el Barça es un producto acabado y al Madrid le falta mucho para serlo", explicó en la rueda de prensa posterior al partido.

Ahora es el turno de Tito Vilanova. ¿Qué camino le tocará coger?

¿Y tú qué harías en un Clásico?

Si te gusta el fútbol, eres de los que disfruta de los juegos o te encanta competir con tus amigos, no dudes en hacer un equipo para la Superliga de Y! Eurosport, el mejor manager de fútbol donde podrás demostrar que eres el que más sabe de fútbol. Haz ya tu equipo y gana a tus amigos. ¡Apúntate ya!