El único título que le faltaba al Barça

El Barcelona Alusport se ha proclamado campeón de la Copa de Europa de fútbol sala por primera en su historia al vencer al potente Dinamo de Moscú por 1-3. Con esta victoria, todas las secciones profesionales de la entidad se han proclamado campeones de Europa en alguna ocasión.

En total, entre las cinco secciones profesionales con las que cuenta el club -fútbol, baloncesto, balonmano, hockey patines y fútbol sala- suman un total de 34 títulos de la máxima competición continental. El primero en lograrlo fue el hockey patines, que se proclamó campeón de la Copa de Europa por primera vez en 1973 en el primero de sus 19 títulos -incluyendo ocho consecutivos entre 1978 y 1985-, siendo claramente la sección más laureada.

La siguiente es la sección de balonmano, que se estrenó en 1990 y con el último logrado en 2011 suma 8 Ligas de Campeones, con cinco triunfos consecutivos entre 1996 y 2000. El fútbol aparece en cuarto lugar con cuatro victorias (1992, 2006, 2009 y 2011), mientras que la sección de basket cuenta con dos Euroligas, logradas en 2003 y 2010.

El triunfo del Barcelona Alusport también ha elevado a 17 la racha de años consecutivos en los que el Barça ha conseguido proclamarse campeón de Europa en alguna de sus disciplinas. 1995 fue el último año en el que ningún conjunto azulgrana logró triunfar en la máxima competición continental.

Culminación del proyecto

Hace apenas una década la sección de fútbol sala no tenía un carácter profesional, pero actual son los auténticos dominadores del panorama español, y desde ahora también del europeo. Si el año pasado lograban conquistar un histórico triplete con Liga, Copa del Rey y Copa de España, la consecución de la UEFA Futsal Cup ha sido la guinda que ha coronado a este gran equipo, en una semana convulsa para el club en la que ha quedado eliminado de Europa en fútbol y balonmano y ha conocido el adiós de Pep Guardiola.

La final empezó de la mejor forma posible, con un tanto de Wilde en el primer minuto que ponía las cosas muy de cara a los hombres de Marc Carmona, pero el Dinamo no arrojó la toalla. El conjunto ruso tomó el mando del partido y empezó a inquietar la portería azulgrana, donde un Paco Sedano inconmensurable mantuvo el marcador intacto hasta el descanso.

Tras la reanudación, el conjunto español tomó aire con el tanto de Lin, pero a tres minutos del final Rakhimov logró dar esperanza a los moscovitas, que tuvieron el empate al alcance de la mano. Pero el balón se estrelló en la madera, e instantes después Torras sentenció el partido llevando el éxtasis al Pabellón Barris Nord de Lleida.

Un paso en la historia

El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, estuvo presente junto al presidente de la RFEF Ángel María Villar, y calificó el triunfo de su equipo como "un paso más para seguir haciendo grande la historia de nuestro club". Considera que con esto el club "sigue creciendo", y que es la Copa más querida "porque faltaba en el museo".

Valoró también el hecho de haberla conseguido bajo la dirección de Marc Carmona, que empezó con la sección en 2003 y que "ha llegado al máximo"; y se deshizo en elogios para la plantilla, mostrándose agradecido porque "nos han hecho volver a sentir orgullosos, por el escudo y la representación de nuestro país". Finalmente, quiso compartir el triunfo con Lleida, sede de la final. "Es fantástico haber estado aquí. Una vez más se demuestra que el Barça está más allá de Barcelona y todos los territorios nos ayudan", concluyó.