El Atleti gana en Granollers 20 años después

Tras veinte años el Atlético de Madrid volvió al Olímpico para repetir una victoria ante los catalanes por un 18-26 que es clara muestra de la diferencia de potencial de uno y otro equipo.

Pese al espejismo de los inicios de la segunda mitad con la reacción catalana ante el control visitante se acabó imponiendo la lógica del mejor juego de los madrileños con un partido muy completo en todas sus facetas. Desde la temporada 92-93 el Atlético de Madrid no pisaba el pabellón vallesano. Logró entonces una ajustada victoria (27-28) y hoy volvió para repetir triunfo.

Manel Pérez, que quitó la titularidad a Gonzalo, evitó un claro contragolpe de Davis que hubiera supuesto el (1-2) en el minuto 3, aunque Abalo no perdonó en la siguiente (1-3) ni el mismo Davis después (1-3). Demasiadas jugadas de contragolpe en los inicios de partido ante un Granollers que no podía parar las rápidas transiciones defensa-ataque de los colchoneros.

Ivan Raigal, en una jugada de ataque, recibió un fuerte golpe en la rodilla derecha en el minuto 12 e incluso tuvo que abandonar la pista. La contrapartida fueron los dos minutos de exclusión para Guardiola. Fue el ex vallesano Cañellas quién marcó el 6-10 en el minuto 17 y forzó el primer tiempo muerto de Cadenas tras la máxima renta de los visitantes.

Entre las grandes individualidades del guardameta Hombrados (53% de efectividad en la primera mitad y un 47% en todo el partido), los lanzamientos directamente al palo y la buena defensa del Atletic, los catalanes cada vez tenían más dificultad para reducir rentas en el luminoso. Talant Dujshebaev supo hacer y deshacer con acierto en sus continuas rotaciones de banquillo y con una gran eficacia defensiva, que alternaba con 6-0, 4-2 y hasta 5-1, llevó con autoridad el control del choque con máximas entre cinco y seis goles en la primera mitad ante un Granollers que no supo seguir el ritmo. Once minutos de bloque ofensivo para los catalanes les tuvo del 6-7 del minuto 10 hasta el 7-12 del 21. Encajaron un parcial de 1 a 5.

El Granollers salió con ímpetu en la reanudación y con tres goles redujo a sólo dos goles la renta colchonera (12-14) e incluso a sólo uno en el minuto 39 con un tanto de Malasinskas (13-14) que vino acompañada de la roja directa a Markussen. Lazarov falló un penalti y Chispi empató (14-14) en el minuto 41, lo que obligó al técnico visitante a ordenar su primer tiempo muerto después de 11 minutos sin que sus hombres lograran ver puerta ante un Gonzalo inconmensurable bajo los palos vallesanos con un 56% de efectividad hasta ese momento. No sería hasta el minuto 42 en que un contragolpe de Cañellas lograra el primer gol del Atletico en la segunda mitad.

Pero fue sólo un espejismo la reacción vallesana para volver el Atletico de Madrid a imponer su mejor juego con grandes individualidades de los dos guardametas, Hombrados y Gonzalo, en un encuentro marcado por grandes defensas. Cañellas y Malasinskas, por su parte, fueron los máximos anotadores con cinco tantos cada unos. Y la máxima renta hasta nueve goles: 16-25 en el minuto 56 y 17-26 en el 59.

LA FICHA DEL PARTIDO:

18 - FRAIKIN BM GRANOLLERS (9+9); Pérez (Gonzalo p.s. (1)), Malasinskas (5,2p), Del Arco (1), ,Solé (1), Félez (1), Reznicek (3), Grundsten (1) - equipo inicial- Blanxart (-), Capdevila (-), Raigal (-), Resina (-) y Chispi (5).

26 - BM ATLETIC DE MADRID (14+12); Hombrados, Guardiola (-), Markunssen (3), Davis (1), Abalo (4), Rodriguez (1), Dinart (-) - equipo inicial - Edu Fernández (3), Aguinagalde (1), Cañellas (5,1p), Jurkiewicz (1), Entrerrios (3) y Lazarov (4).

Parciales: (1-3), (6-7), (6-8), (6-12), (8-14), (9-14), descanso, (11-14), (13-14), (14-17), (14-20), (16-23) y (18-26).

Árbitros: :Gregorio Muro San José y Alfonso Rodríguez Murcia excluyeron a Grundsten, Capdevila, Malasinskas por el Fraikin BM Granollers y a Guardiola, Dinart, Rodriguez y una roja directa (min39) a Markussen por el BM Atletic de Madrid.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la Liga Asobal, disputado en el Palau d'Esports de Granollers ante unos mil ochocientos espectadores.