El director de la Indy prometió una "carnicería"

El máximo responsable de la Indy, Randy Bernard, ha pedido disculpas por su promesa "carnicería y restos de naufragios" que dijo en una entrevista concedida tres meses antes del accidente fatal que esta semana costó la vida al campeón Dan Wheldon.

El ahora director de la IndyCar está en el centro de la polémica al instar a superar los límites de seguridad en un intento por atraer a un mayor número de seguidores a la competición. Bernard se hizo cargo en marzo del año pasado y creía que subiendo la emoción y el riesgo de su deporte pueden competir con la NASCAR, referencia del mundo del motor en Estados Unidos.

En una entrevista hace tres meses, Bernard prometido a los fans de la IndyCar que "el peligro será un elemento importante de este deporte" y predijo que las carreras se convertirían en un "carnicería y restos de naufragios".

Pero el propio Bernard se ha retractado de sus palabras, justo en la misma semana en la que ha perdido la vida el joven campeón Dan Wheldon. "Lo siento si mis comentarios se interpretan de esta forma de peligro ha sido una parte inherente del deporte desde 1909. No sé si lo que dije fue tomado fuera de contexto, pero si me conoces, sabes dónde está mi lealtad. Soy muy respetuoso con los pilotos y el deporte".

Y es que no hay duda de que la fórmula (meter más coches y los favoritos saliendo desde atrás) ha resultado un absoluto fracaso. El fallecido Wheldon comenzó su reto en la parte trasera de la parrilla y tenía un bono de 5 millones de dólares por ganar la prueba.

En una entrevista previa a la carrera, el piloto Ryan Hunter-Reay ya vaticinó que algo terrible podía pasar. "Todo lo que necesitas es un error de un conductor y podría tener consecuencias enormes. Va a ser una locura para los conductores".

Por su parte, los fans de IndyCar han convertido el circuito de Indianápolis en un recuerdo a Wheldon. Los tributos y muestras de condolencia se han ido acumulando en la entrada principal al histórico circuito de las 500 millas, donde Wheldon ganó dos veces. Descanse en paz y que no vuelve a repetirse una muerte así.