Vídeo: El golazo del capitán que pelea por olvidar la tragedia

Jakub Blaszczykowski, capitán de la selección de Polonia y que marcó un golazo espectacular ante Rusia en la segunda jornada de la Eurocopa 2012, fue testigo a los 11 años del asesinato de su madre a manos de su padre, fallecido el mes pasado, según explica Jon Larrauri en un reportaje en Deia.

En mayo, la Federación polaca anunció mediante que su capitán, Jakub Blaszczykowski, centrocampista del Borussia Dortmund, iba a incorporarse con varios días de retraso a la concentración en Linz (Austria). El jugador lo recalcó en su web, aduciendo "razones personales", sin dar mayores detalles. Varios días después se conoció la verdadera razón del retraso. Kuba, como se le conoce en su país, se había ausentado por el funeral de su padre, Zygmunt, fallecido a los 56 años. A ese dolor se le unía el recuerdo de un episodio macabro que volvía a salir a flote.

En septiembre de 1996, cuando tenía 11 años y estaba en las categorías inferiores del Rakow Czestochowa junto a su hermano Dawid, tuvo que presenciar cómo su padre mataba a cuchilladas a su madre, Anna, tras una fuerte pelea conyugal. Zygmunt fue sentenciado a 15 años de cárcel, la familia quedó absolutamente rota y tuvo que ser una abuela la que se hiciera cargo de los destrozados chiquillos. Zygmunt cumplió su condena y posteriormente salió de la cárcel, pero Jakub y Dawid no volvieron a tener contacto con él hasta el día del funeral.

Blaszczykowski, explica Larrauri en Deia, siempre ha intentado esquivar este episodio de su biografía hasta que se sinceró en una entrevista. "Sé que ese recuerdo me va a acompañar el resto de mi vida. Daría todo lo que fuera a cambio de que mi madre estuviera viva. Lo que ocurrió dio un giro de 180 grados a mi vida. Fue como si una roca hubiera caído sobre mi cabeza y una semana después despertara y tuviera que volver a comenzar con mi vida y sobreponerme a todo como si nada hubiera ocurrido. Nunca entenderé lo que pasó ni la razón por la cual pasó".

Ahora en la Euro que se juega en su país quiere que se hable de su apellido por fútbol, algo que lleva intentando desde que en 2007 el Borussia Dortmund pagase tres millones de euros para hacerse con sus servicios al Wisla Cracovia, con quién fue elegido mejor centrocampista de la Liga pol

Blaszczykowski es muy querido en Polonia y más después del golazo que anotó a Rusia en la Eurocopa 2012.