El madridismo grita a Higuaín que se quede

El público del Bernabéu y sus propios compañeros han pedido a Gonzalo Higuaín en el último partido de Liga del Real Madrid que no se marche del club blanco en el próximo verano. Pudo ser el último partido del 'Pipita' con esta camiseta.

El partido del Real Madrid ante el Mallorca sonó a despedida de Gonzalo Higuaín. Era el último partido de Liga y, tal vez, el último del delantero argentino vistiendo la camiseta blanca. Fue titular e incluso le anularon un gol ante el equipo bermellón, pero hubo un par de detalles que apuntan a que abandonará la casa blanca en las próximas semanas.

El primero llegó cuando fue sustituido por Ángel Di María. Todo el público del Bernabéu se levantó a aplaudirle y se pudo escuchar el cántico unánime de "¡Higuaín quédate!" El jugador, cuando se dirigió al banquillo devolvió el saludo en un gesto típico de despedida y fue saludando y abrazándose uno a uno a todos los miembros de la zona técnica.

El segundo momento, y más emotivo y efusivo fue durante las celebraciones del equipo tras recibir el trofeo de campeón de Liga. Álvaro Arbeloa cogió el micrófono durante el parlamento de los jugadores y gritó en repetidas ocasiones: "¡Pipita quédate, Pipita quédate, Pipita quédate!"

Un abrazo repetido

Aunque José Mourinho dijo en la rueda de prensa previa al partido que esperaba que Higuaín siguiera en el Real Madrid la próxima temporada, el abrazo que ambos han mantenido justo en el momento de la sustitución del argentino recuerda a una escena vivida en el Barça hace dos temporadas, cuando Pep Guardiola abrazó a Zlatan Ibrahimovic en el último partido de Liga. El futuro del sueco anduvo lejos del Camp Nou y algo similar puede ocurrirle a Pipita dentro de unas semansa.