El Montpellier sonroja a todos los ricos

El Montpellier ha sido campeón en Francia sin necesidad de gastar demasiado dinero. Otros campeones de otras ligas europeas han tenido que hacer un tremendo desembolso económico. Por eso el equipo francés ha demostrado que en el fútbol moderno se puede ganar siendo 'pobre'.

El Montpellier ha demostrado esta temporada que esto del fútbol puede tener un paralelismo con los cómics de Astérix y Obélix. Es decir, un pequeño equipo galo que ha resistido todos los ataques de los equipos más ricos de la Ligue1 francesa y que la próxima temporada tendrá que hacerlo en la Liga de Campeones ante equipos que cada año gastan decenas de millones de euros en fichajes.

Precisamente, todos esos clubes que han hecho grandes dispendios económicos han acabado proclamándose campeones en sus ligas: Real Madrid en España, Juventus en Italia y, especialmente, Manchester City en Inglaterra. Además, no el Chelsea tampoco pasa desapercibido por el proyecto multimillonario que Roman Abramovich lleva confeccionando desde 2005 y que hace unos días le hizo campeón de Europa tras gastarse casi 800 millones de euros.

Pero en el caso de la Liga francesa, el Montpellier, que esta temporada sólo se ha gastado dos millones de euros en fichar a un modesto lateral derecho, Henri Bedimo. Todo lo contrario que contra el equipo que han estado jugándose el título hasta la última jornada, el París Saint-Germain o, lo que es lo mismo, el nuevo rico de Francia.

Solo cualquier fichaje del PSG es más caro que prácticamente el presupuesto del Montpellier, por ejemplo Javier Pastore, Thiago Motta o Kevin Gameiro. Se ha demostrado que el dinero, no da la felicidad ni los títulos.

Pero no ha sido el único caso. El Borussia de Dortmund, campeón de Bundesliga y Copa Alemana esta temporada, lleva gastados once millones de euros en cinco fichajes, y le ha valido para llegar a humillar a todo un Bayern de Múnich u otros equipos que han gastado más, como el Schalke 04 de Raúl. Otro ejemplo a seguir.