El punto más duro entre Gasquet y Dimitrov

Nunca antes pasar a tercera ronda de Roland Garros se vendió tan caro. Así lo sintió al menos Gasquet, que derrotó al búlgaro Dimitrov en un partido vibrante en el que llegó incluso a vomitar tras un punto, víctima del esfuerzo.

Pocos han probado hasta ahora la dureza de Roland Garros como el oriundo Richard Gasquet, quien para acceder a la tercera ronda del torneo se deshizo en tres sets del búlgaro Grigor Dimitrov (6-3, 6-4 y 7-6). El partido, intenso y con intercambios largos, dejó además una imagen espectacular en uno de los puntos, que terminó llevándose el tenista francés.

En él, Gasquet terminó llevándose el gato al agua tras repeler, 36 golpes después, una pelota de Dimitrov muy aplaudida por el público local. Gasquet, que sufrió arcadas justo después de anotarse el punto, también dejó casi KO al búlgaro, quien se arrastró literalmente por la arcilla de la pista, doliéndose de unas molestias musculares que sin embargo no le impidieron seguir jugando. El encuentro se alargó casi hasta las tres horas y media.