El sorprendente taco de Afellay en la Eurocopa

Tras fallar una ocasión de gol en el encuentro de Holanda ante Dinamarca, el jugador azulgrana se lamentó con unas palabras muy españolas. Ibrahim Afellay, que está llamado a ser clave para su selección en la Eurocopa, profirió un "su puta madre" al aire que fue captado por las cámaras.

Dicen los lingüistas que los insultos y palabras mal sonantes son las primeras que se aprenden en un idioma nuevo, y el jugador holandés del Barcelona parece demostrar las teorías a juzgar por su reacción en la Eurocopa cuando jugaba su primer partido en el campeonato con Holanda. La reacción del holandés captada por las cámaras tras fallar una ocasión de gol fue, cuanto menos, muy curiosa.

Corría el minuto 39 de la primera mitad cuando, con Holanda por detrás en el marcador, Afellay intentó hace la guerra por su cuenta con un disparo desde la frontal del área con el que intentaba poner el empate en el marcador. El esférico se marchó desviado por poquito para desgracia del jugador holandés, que se lamentó en alto con unas palabras que fueron captadas por las cámaras. "Su puta madre", profirió el jugador azulgrana, dejando a todos los televidentes sorprendidos al ver cómo el holandés hablaba castellano disputando un partido con su selección.

Ibrahim Afellay llegó a la Eurocopa como una de las promesas de la selección holandesa tras pasarse la mayor parte de la temporada alejado de los terrenos de juego por culpa de una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla, una dolencia que superó a tiempo para disputar los últimos partidos de Liga gracias a los minutos que le dio Pep Guardiola en el Barcelona, pero no pudo hacer nada para evitar la derrota de Holanda ante Dinamarca en el partido que inauguraba el camino de los holandeses en la Eurocopa 2012.

Su reacción tras fallar la ocasión de gol en un encuentro en el que, eso sí, estuvo lo suficientemente activo como para generar peligro en la portería de Dinamarca, es quizás una demostración de la integración del jugador holandés en la Liga, en la que en estos dos años no ha podido brillas como se le esperaba aunque en el Barcelona han contado con él en todo momento. En esta aventura en el club culé, su regate a Marcelo en el Santiago Bernabéu en las semifinales de la Champions 2010-2011 es el mejor recuerdo que tiene la afición del Barça del jugador holandés, que ha ido creciendo con el paso del tiempo a pesar del parón obligado por su lesión.

En el vestuario azulgrana Afellay es uno más hasta el punto de usar las mismas palabras de lamentación incluso cuando juega con sus compatriotas holandeses.