Las emociones del Barça de Tito Vilanova llegan al final

Los aficionados del Barcelona tienen este año más motivos que nunca para aguardar hasta el pitido final del árbitro ya que los goles del conjunto azulgrana llegan, en una gran mayoría, en los últimos minutos del encuentro.

Más vale tarde que nunca. Ese parece ser el lema del Barcelona de Tito Vilanova. Y es que los goles de los azulgrana llegan esta temporada con el tiempo justo, sobre la bocina. De un total de 21 goles anotados entre Liga, Liga de Campeones y Supercopa, nueve de ellos llegaron en los últimos quince minutos de encuentro. En algunas ocasiones, además, sirvieron para dar los tres puntos al equipo catalán.

Esta tendencia es uno de los cambios destacados con respecto al Barcelona del pasado año que entrenaba Pep Guardiola, así como en años anteriores. Con el anterior técnico, una buena cantidad de los tantos llegaban en la primera mitad del encuentro, gracias a la salida en tromba del Barcelona que provocó grades goleadas en los primeros minutos de encuentro.

Pero las cosas han cambiado. Entre los tantos decisivos marcados en los últimos minutos destacan los del pasado fin de semana ante el Granada, obra de Xavi y Borja Gómez en propia puerta. Unos días antes, en el debut en Liga de Campeones ante el Spartak de Moscú, un tanto de Leo Messi a diez minutos del final daba el triunfo al Barcelona.