Un empate que no da lugar a la desesperanza en el Madrid

Después de décadas protagonizando la gran mayoría de los culebrones veraniegos del mercado de fichajes, el Real Madrid ha decidido comenzar la temporada sin nuevas incorporaciones, algo que no ocurría desde 1978. Entonces lo hizo también ante el Valencia y la temporada no salió nada mal al Madrid.

Mientras el fichaje de Luka Modric por parte del Real Madrid parece complicarse a medida que pasan las horas, la Liga se ha echado encima de los madridistas obligando al conjunto de Jose Mourinho a abrir la campaña sin ninguna incorporación en el mercado de fichajes. Es una circunstancia que no se daba desde el año 1978, una temporada que el Real Madrid acabó venciendo al terminar primero con un total de 47 puntos.

Como en esta 2012-2013, hace 34 años fue el Valencia el encargado de abrir el campeonato liguero ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, encuentro que concluyó con un marcador favorable a los blancos por dos goles a uno. En aquella ocasión, el Real Madrid iniciaba la temporada, como en la actual, defendiendo el título que había conseguido en la anterior quedando primero por delante del Barcelona.

De las nueve veces anteriores que el Real Madrid jugó en la primera jornada de Liga ante el Valencia, siete de ellas acabó alzando el título el conjunto blanco. Las otras dos temporadas se las llevó el Valencia.

El fútbol está lleno de casualidades y esta es una de las que hace pensar en un Real Madrid campeón a pesar de que el equipo no se haya reforzado con ningún jugador antes del comienzo de la temporada. A la espera está la llegada del jugador del Tottenham Luka Modric, un fichaje que parece complicarse por la negativa del conjunto inglés a traspasar a su jugador mientras no se le encuentre un sustituto de garantías en el once de Andre Villas-Boas. El precio que se maneja por el traspaso, superior a los 30 millones de euros, es otra de las circunstancias que puede complicar su llegada al centro del campo madridista.

Jose Mourinho, por su parte, ya ha tenido su primera declaración de intenciones de la temporada al alinear en el encuentro inicial de la temporada 2012-2013 a un equipo con Lass Diarrá como principal sorpresa en la medular por delante de Sami Khedira. La operación salida, por el momento, tampoco está demasiado clara. El brasileño Ricardo Kaká y el incorporado la pasada temporada Nuri Sahin tienen todas las papeletas para abandonar la disciplina blanca, aunque el tiempo apremia las operaciones que de momento siguen sin llevarse a cabo.

En 1978, y sin ningún fichaje, el Madrid comenzó la temporada ante el Valencia con una victoria que más tarde fue el anticipo de un gran campeón. El resultado del primer encuentro esta temporada no ha sido demasiado positivo, pero el madridismo sigue confiando en que se repita la historia gloriosa en la presente campaña.