Un equipo hondureño sufre de hambre

Los futbolistas del Victoria están viviendo una situación insostenible. No cobran su salario y se desmayan sobre el campo por el hambre. Pese a estos problemas, el equipo lidera la clasificación de la liga al final de la primera vuelta en una muestra de profesionalidad.

Los jugadores del Victoria, equipo hondureño de Primera División, se desmayan sobre el terreno de juego ante la atónita mirada de los espectadores. Esta dramática situación se debe a los retrasos en el pago de sus salarios y al hambre que están pasando estos modestos futbolistas del país centroamericano.

"Hay jugadores que tienen hambre y se desmayan", es el titular en páginas interiores de la publicación hondureña 'Tiempo' al referirse a la situación de los integrantes de este equipo que tiene su sede en el puerto de La Ceiba. "Aquí hay jugadores que no comen, llegan desde su casa a entrenar a las siete de la mañana y se desmayan", denunció Wilmer Crisanto, jugador del Victoria.

Huelga forzosa

Los futbolistas del conjunto hondureño se han rebelado contra esta situación. Esta semana, paralizaron sus entrenamientos por un día como medida de presión para que les normalicen el pago de sus sueldos, pese a que muchos de ellos no perciben ni el salario mínimo establecido por la ley, que es de 350 dólares.

Miguel Castillo, jugador del Victoria, relató cómo reclamaron el pago puntual de sus salarios y la respuesta de la directiva fue que las puertas están abiertas para el que quiera salir del equipo. "A mí los jugadores del Victoria no me van a sacar carrera, si no se presentan a los entrenamientos les voy a deducir los días que se pararon. No voy a negociar, ni hablar con nadie", advirtió Luis Sandoval, presidente del club hondureño. A pesar de la actitud de Sandoval, los jugadores están demostrando su profesionalidad finalizando líder la primera vuelta, con un punto más que Olimpia, la plantilla mejor pagada de Honduras.