Juegos Olímpicos - El equipo de gimnasia rítmica se mete en la final

El conjunto español de gimnasia rítmica disputará la final de los Juegos de Londres, tras acabar quinto la fase de clasificación. Por su parte, Carolina Rodríguez tuvo una buena actuación con las mazas, pero eso no impidió que quedará decimocuarta y no pudiera avanzar a la ansiada final.

Las españolas fueron las terceras mejor puntuadas con su ejercicio de aros y cintas (27,400), aunque pasaron con la quinta mejor nota total (54,550) tras sumarle los 27,150 con las cinco pelotas.

Pese a que las calificaciones no se arrastran para la final, las notas demuestran que el conjunto entrenado por la bielorrusa Anna Baranova está a escasa distancia del podio, dos décimas, lo que le permite mantener la esperanza.

Formando con Sandra Aguilar, Elena López, Lourdes Mohedano, Alejandra Quereda y Lidia Redondo, la españolas interpretaron al son de una malagueña un ejercicio muy arriesgado, con lanzamientos de alta peligrosidad y originales combinaciones de aros y cintas que solo mereció peor nota (27,400) que los de Rusia (28,000) e Italia (27,700).

España ganó la medalla de oro en Atlanta'96 y desde entonces solo había vuelto a estar en la final en Atenas 2004. Ahora regresa a la lucha por las medallas con un grupo de gimnastas debutantes que ha mejorado sensiblemente sus resultados desde el regreso de Baranova al equipo de técnicos de la federación española.

Junta a España, disputarán la final los conjuntos de Rusia, Italia, Bielorrusia, Bulgaria, Ucrania, Israel y Japón.

Carolina Rodríguez no pudo meterse en la final

La española, única representante española en la competición individual de gimnasia rítmica de los Juegos de Londres, ha terminado en la decimocuarta plaza la fase de clasificación, lo que la deja fuera de la final de las diez mejores.

La triple campeona mundial y vigente campeona olímpica Evgeniya Kanaeva, de Rusia, obtuvo la nota más alta en esta ronda, 116,000 puntos, tras desbancar en la última rotación, con un ejercicio de cinta sublime, a su compañera Daria Dmitrieva (114,525), hasta entonces por delante.

Carolina Rodríguez tenía que remontar 675 milésimas para alcanzar esa décima plaza de finalista, pero la distancia se hizo aún mayor en la tercera rotación, cuando presentó su ejercicio de cinta.

El total de 106,800 la llevó a la decimocuarta plaza, a 2,050 del objetivo de la final.