España busca ante Dinamarca el pase a cuartos

La selección española de balonmano tratará de dar ante Dinamarca, su "bestia negra", un paso definitivo hacia los cuartos de final, en un duelo que los de Valero Rivera afrontarán con la duda del portero Arpad Sterbik, aquejado de una elongación sin rotura en el gemelo interno de la pierna derecha.

Un contratiempo, que complica todavía más si cabe, un durísimo compromiso que España encara con aires de revancha tras caer ante los nórdicos en las semifinales del Mundial de Suecia 2011 y en las del Campeonato de Europa disputado el pasado mes de enero en Serbia.

"El deporte siempre te da una segunda oportunidad, pero sabemos que Dinamarca es un gran equipo, por lo que habrá que afrontar el partido con la máxima humildad, aunque también con la máxima confianza, tras ganar a Serbia en el primer partido", señaló el extremo español Víctor Tomás.

Victoria que la selección española cimentó, una vez más, en una sólida defensa, que dejó al potentísimo ataque serbio en tan sólo siete goles en la segunda mitad, y que volverá a ser indispensable para tratar de vencer mañana a los vigentes campeones de Europa.

Una selección danesa que se impuso en la primera jornada del torneo olímpico a Hungría por un ajustado 27-25, en un encuentro en el que los de Ulrik Wilbek ni tan siquiera necesitaron la mejor versión de su gran estrella, el lateral Mikkel Hansen, para sumar sus primeros dos puntos en Londres.

Un casillero de puntos que Argentina no tendrá ninguna de opción de estrenar ante la todopoderosa Francia, la vigente campeona olímpica y mundial, que arrolló (44-15) en su estreno en la "Caja de Cobre" a la débil selección británica, en un choque que apenas sirvió de entrenamiento para los de Claude Onesta.