España cae con las botas puestas

La solidez de Svetlana Kuznetsova acabó con el sueño del equipo femenino de tenis español tras imponerse por 6-2, 4-6 y 6-3 a Silvia Soler en el cuarto partido de la eliminatoria de cuartos de final de la Copa de Federación que se disputa en el pabellón Olimpiyski de Moscú.

Empezó fuerte la jugadora rusa, que consolidó su primer saque, en blanco, en el siguiente al romper el juego de la tenista española tras un intercambio más disputado.

La sorpresa la dio Soler en el tercero, cuando para alegría del equipo español le devolvió con pasmosa facilidad la rotura a Kuznetsova, hazaña que consolidó minutos después tras igualar el marcador con su saque. Otro juego en blanco sacó adelante la rusa en el quinto y en el sexto juego volvió a romper el saque de la española y se situó por delante en el set.

Tras consolidar sin apenas resistencia la ventaja con su saque, Kuztetsova echó el resto en el octavo y último juego de la primera manga para hacer otra rotura a Soler, que se recuperó con valentía de tres bolas de set pero no pudo con la cuarta. Con diecisiete golpes ganadores terminó el set la rusa por diez de la española, mientras que trece fueron los errores no forzados de Kuznetsova y dieciséis los de Soler.

Muy reforzada mentalmente, la rusa se puso con facilidad por delante en el segundo set al ganar su saque y hacer 'break' en el segundo juego a la española, ventaja que consolidó en el tercero dejando aparentemente sentenciados set, partido y eliminatoria.

Soler dio la sorpresa

Pero muy reacia a dejarle en bandeja la victoria a Rusia, Soler volvió a dar la sorpresa en el séptimo y en el noveno tras romper en ambos juegos el saque de Kuznetsova, dando la vuelta al set e igualando el partido tras consolidar su ventaja con sus saques, que saldaron la segunda parte del encuentro con un marcador de 6-4.

Tras un descanso más largo de lo habitual, el tercer set empezó muy igualado, con ambas jugadoras conscientes de lo que se jugaban y temerosas de perder sus respectivos juegos, aunque tuvo su punto de 'break' la española en el quinto juego, eso sí, infructuoso.

Sí lo consiguió y en qué momento la tenista rusa, que le hizo una dolorosa rotura a Soler Espinosa en el octavo y decisivo juego de la tercera manga, dejando el marcador en 5-3 y con saque a su favor, ventaja que no dejó escapar en el siguiente y último juego para sentenciar el partido.