España no fue campeona de Europa solo por su juego

Aunque lo que realmente cautivó de España en la pasada Eurocopa 2012 volvió a ser su juego, algo nada nuevo en los últimos cuatro años, el equipo de Del Bosque sobresalió en otro apartado más clave aún que éste: en términos rendimiento. Hasta ocho jugadores españoles aparecen en este once ideal.

España enamora por su juego y se sostiene en la cima por el rendimiento de sus jugadores. Esa es la conclusión más clara que se puede sacar de la última Eurocopa 2012, donde España logró enlazar su tercer gran éxito internacional, y que corrobora el rendimiento Castrol EDGE, con hasta ocho jugadores de La Roja en su once ideal. Solo los italianos Pirlo y Balotelli y el portugués Cristiano Ronaldo han evitado un pleno histórico de España en este once.

Casillas: El portero y capitán de España paró el 94% de los disparos que ha recibido y solo ha recibido un gol en seis partidos, en el primer partido frente a Italia.

Arbeloa: Pese a las dudas que generaba en el lateral derecho, Arbeloa realizó 20 entradas con éxito durante el torneo, más que Ramos, Alba y Piqué.

Ramos: Elegido mejor jugador del torneo por el Índice Castrol EDGE, fue el líder de la defensa de la campeona. Además del penalti a lo Panenka marcado a Portugal, realizó dos cortes de balón siendo el último hombre.

Piqué: El central del Barcelona ganó el 75.8% de sus duelos y realizó 30 despejes, cuarto en toda la Eurocopa.

Jordi Alba: La revelación de la Eurocopa fue el tercero con más toques de balón en el torneo (576) y además marcó el segundo gol de la final. Sin embargo, donde estuvo de diez fue en su acierto en las entradas, con el 100% de éxito en las mismas.

Pirlo: El italiano ha sido fundamental en el centro de campo de la subcampeona Italia. Además de anotar un gran gol de falta contra Croacia, el cerebro italiano creó 17 oportunidades de gol para sus compañeros durante el torneo.

Iniesta: El héroe de Sudáfrica realizó 26 regates durante el torneo y sorprende que se fuese sin anotar un gol con sus 9 disparos a puerta.

Xavi: El cerebro de España fue determinante, y eso que él dijo que no lo había sido tanto hasta la final. Sin embargo, Xavi creó más ocasiones (25), pases (592) y toques (676) que ningún otro jugador.

Xabi Alonso: Marcó dos goles contra Francia y fue igualmente decisivo en defensa con 16 entradas realizadas.

Balotelli: Marcó los dos goles de Italia en la semifinal contra Alemania, además disparó más veces a puerta que ningún otro jugador durante todo el torneo. El polémico delantero italiano recibió más falta que nadie (20) y a la vez fue el que más realizó (17).

Ronaldo: La estrella del Real Madrid hizo todo lo posible para llevar a Portugal al título, pero se cruzó con España en semifinales. Ronaldo realizó 37 disparos en el torneo,12 más que el segundo.