España sucumbe ante la velocidad de las surcoreanas

La selección española femenina de balonmano arrancó su participación en Londres con una clara derrota (27-31) ante la de Corea del Sur, en un encuentro en el que las españolas no encontraron nunca su sitio sobre la cancha ante un conjunto asiático netamente superior.

Sabedor de la velocidad y explosividad del conjunto asiático, el técnico español, Jorge Dueñas, apostó de inicio por una cerrada defensa 6-0 para tratar de frenar las peligrosas penetraciones de las jugadoras asiáticas.

Pero los problemas de España no estaban en defensa, sino en ataque, donde el conjunto español fue incapaz en todo momento de superar la agresiva defensa de las coreanas.

Tal y como confirman los doce minutos que la selección española tardó en anotar, por medio de Marta Mangué, su primer gol (3-6) de jugada, ya que hasta entonces España sólo había logrado marcar desde la línea de penalti, donde Carmen Martín se mostró infalible.

Problemas en defensa

Fallos y más fallos que no tardaron en repercutir en la defensa española, que obsesionada con no conceder espacios a las coreanas, se refugió más de lo debido en la línea de seis metros, lo que permitió a Corea lucirse en el lanzamiento exterior.

Colgado del brazo de la lateral derecha Eun Hee Ryu, que cerró la primera parte con siete goles, el conjunto surcoreano, doble campeón olímpico, abrió una enorme brecha en un marcador en el que las asiáticas llegaron a doblar (6-12) al equipo español a los veintiún minutos de juego.

Diferencia, que ni el cambio a una defensa más abierta, con la presencia de Vanessa Amorós en el puesto de avanzado, ni la notable mejoría en ataque, bastó para reducir al descanso, al que España llegó con un más que inquietante 12-16 adverso en el tanteador.

Una distancia que se antojaba ya insalvable para las pupilas de Jorge Dueñas a los tres minutos de la reanudación, en los que Corea aprovechando una exclusión de la extremo Carmen Martín logró alcanzar una máxima renta (12-19) de siete goles.

Nada que hacer ante el poder surcoreano

Desventaja que ni el habitual carácter irreductible de las jugadoras españolas sirvió para enjugar ante una selección coreana, que tan sólo se ha quedado en una ocasión, en Sydney 2000, fuera del podio olímpico desde que se colgara su primera medalla en Los Ángeles 1984, netamente superior.

Circunstancia que no impidió que España lo intentará hasta el final en busca de reducir al máximo la diferencia de goles, conscientes, como advirtió Dueñas, de que cualquier detalle puede ser decisivo en la lucha por alcanzar los cuartos de final, aunque ni eso le salió hoy al conjunto español, como evidenció el 27-31 final.

FICHA TÉCNICA:

27 - España: Navarro; Carmen Martín (7, 6p), Barnó (1), Begoña Fernández (2), Cuadrado (3), Mangué (5) y Eli Pinedo (1) -equipo inicial- Ciobanu (ps), Nely Carla Alberto (4, 1p), Beatriz Fernández (1), Aguilar (1), Jessica Alonso (1p), Amorós (1) y Elorza (-).

31 - Corea del Sur: Ju; Woo (3), Ryu (9, 3p), On A Kim (4), Gwon (1), Jo (5, 1p) y Cha Youn Kim (4) -equipo inicial- Moon (ps), Yura Jung (-), Cheongshim Kim (-), Sim (-), Choi (3p), Jihae Jung (2) y Lee (-).

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 2-5, 4-9, 6-10, 9-12 y 12-16 (Descanso) 13-19, 16-22, 19-25, 20-27, 24-29 y 27-31 (Final).

Árbitros: Gubica y Milosevic (CRO). Excluyeron por dos minutos a Carmen Martín y Barnó por España; y a Jo, Cha Youn Kim y Choi por Corea del Sur.

Incidencias: Encuntro correspondiente a la primera jornada del grupo B del torneo femenino de balonmano de los Juegos Olímpicos de Londres disputado en la "Caja de Cobre" ante unos 6.500 espectadores.