España vuelve a la senda de la victoria

La selección española de balonmano reaccionó con contundencia a la derrota de hace dos días ante Dinamarca, imponiéndose a Corea del Sur (33-29), con un partido muy completo en el que los coreanos no lo pusieron fácil por su desparpajo ofensivo. España tiene un pie y medio en cuartos de final.

La selección española de balonmano puso pie y medio en los cuartos de final del torneo de balonmano masculino de los Juegos Olímpicos, tras imponerse por 33-29 a la inagotable Corea del Sur, en un choque que los de Valero Rivera no lograron romper hasta el arranque de la segunda mitad. Sabedor de la agresiva, y sobre todo, profundísima defensa que acostumbran a practicar a los surcoreanos, el técnico español, Valero Rivera, no dudó en apostar desde el principio por los "jugones" del equipo.

Los Sarmiento, Gurbindo o Cañellas tenían la misión de aprovechar los numerosos espacios dejados por la defensa asiática tanto para penetrar como, esencialmente, para surtir de balones a los siempre efectivos jugadores de segunda línea del conjunto español. Una premisa que se cumplió en los primeros minutos en los que el balón llegó con claridad a los extremos donde Albert Rocas y Cristian Ugalde demostraban todo su talento para batir al portero surcoreano Chanyoung Park.

Circunstancia que unida a la solidez del sistema defensivo español, que volvió a contar con el respaldo de Arpad Sterbik, recuperado ya de la lesión que le impidió disputar el encuentro del pasado martes ante Dinamarca, permitió a España abrir una esperanzadora brecha (8-4) en el marcador. Sin embargo, cuando todo parecía más favorable al equipo español, llegó el apagón de la selección, que de manera súbita perdió la efectividad en el lanzamiento que le había caracterizado hasta entonces, lo que convirtió en intrascendentes los buenos movimientos ofensivos del cuadro español.

Fallos en el lanzamiento que envalentonaron al equipo asiático, que de la mano de los explosivos Yi Kyeong Park y Jae Woo Lee comenzó a superar cada vez con más y mas facilidad el hasta entonces infranqueable 6-0 español, para reducir al mínimo (11-10) la ventaja de los de Valero Rivera. Pero España no estaba dispuesta a que se le escapase un partido que sabía indispensable para asegurarse el pase a cuartos, por lo que apretó de nuevo los dientes, sobre todo en defensa, para frenar a una Corea, que sin Yi Kyeong Park, lesionado, quedó desnortada en ataque.

Un percance que no desaprovechó para mantener al descanso una renta (16-14), que se disparó en el arranque de la segunda mitad, en el que España llegó a gozar de una máxima diferencia de hasta cinco goles (23-18), gracias a una notable mejoría ofensiva. Y es que los de Valero Rivera, al igual que ocurriera al inicio del choque, volvió a buscar con profusión a los pivotes y extremos, donde Julen Aginagalde y Cristian Ugalde no desaprovecharon ninguna ocasión para marcar.

Goles que también ayudaron a asentar definitivamente a la defensa del equipo español, que volvió a recuperar su mejor versión, para acabar definitivamente con la resistencia del combativo equipo asiático, tras situarse con una renta de siete tantos (27-20) en el marcador. Una renta que España, pensado en la importancia que puede tener la diferencia de goles en la resolución final del grupo, trató de aumentar los máximo posible, sin éxito, ante la resistencia de Hyowon Eom, el más efectivo de los surcoreanos, que personificó como nadie el "incordio" que supone siempre jugar con la inagotable Corea.

Tal y como comprobó en un tramo final, en el que los asiáticos, ya sin opciones de victoria, no dejaron de correr y correr hasta reducir a dos goles (31-29) una desventaja, que los goles de Victor Tomás y Maqueda, uno de los destacados del equipo español, dejaron en el 33-29 final. Un triunfo que sitúa a la selección española a las puertas de los cuartos de final, que los de Valero Rivera se asegurarían hoy si Dinamarca, la vigente campeona continental, derrota esta tarde a Serbia en la reedición de la final del Europeo disputado el pasado mes de enero en Belgrado.

- Ficha técnica: 33 - España: Sterbik; Rocas (3), Gurbindo (-), Sarmiento (5), Cañellas (2, 1p), Ugalde (6) y Aginagalde (4) -equipo inicial- Hombrados (ps), Maqueda (4), Víctor Tomás (3), Raúl Entrerríos (2), Aguirrezabalaga (1), Morros (1) y Guardiola (2) 29 - Corea del Sur: Chanyoung Park; Jae Woo Lee (8, 4p), Yu (-), Junggeu Park (3), Lim (-), Han Jeong (4) y Paek (1) -equipo inicial- Changwoo Lee (ps), Yi Kyeong Jeong (4), Kyungsuk Park (-), Jung (-), Ko (-), Eom (7) y Yoon (2) Marcador cada cinco minutos: 3-2, 5-3, 9-5, 11-10, 14-11 y 16-14 (Descanso) 19-15, 22-18, 25-20, 29-22, 30-25 y 33-29 (Final) Árbitros: Lazaar y Reveret (FRA). Excluyeron por dos minutos a Gurbindo, Ugalde, Cañellas y Maqueda por España; y a Junggeu Park, Lim (2), Yoon, Jae Woo Lee, Paek y Jung por Corea del Sur. Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada del grupo B del torneo masculino de balonmano de los Juegos Olímpicos de Londres disputado en la "Caja de Cobre" ante unos 6.000 espectadores. El presidente del Comité Olímpico Internacional, el belga Jacques Rogge, asistió en directo a la primera parte del encuentro