España vuelve a caer ante su bestia negra

Dinamarca ha derrotado a España (25-24) y se ha clasificado para la final del Europeo de balonmano. Los de Valero Rivera consiguieron remontar cinco goles de desventaja (17-12), aunque no logró rematar la faena. España deberá disputar el Preolímpico para lograr plaza para los Juegos de Londres.

El rival de la selección danesa en la final, que se jugará el próximo domingo, será el ganador encuentro que, a continuación, enfrentará a la local Serbia contra Croacia. España pasa a disputar el partido por el tercer y cuarto ante el perdedor del mismo.

Los fallos no impidieron a España llegar a los últimos segundos de juego con la oportunidad de forzar la prórroga, pero el último tiro de Cristian Ugalde, posiblemente desviado por la falta del defensor danés, no entró, lo que impidió a España entrar en un gran final, de la que, por segunda vez consecutiva, se queda a un sólo peldaño.

Pero es que ni el carácter ni el orgullo que demostró la selección española en la segunda mitad bastó para compensar el atasco ofensivo de un primer tiempo, que curiosamente, no empezó nada mal para la selección.

Falta de ideas que supuso el paso previo a los errores, que propiciaron el despegue del conjunto español en el marcador, que a los catorce minutos de juego señalaba un esperanzador 3-7 para los intereses españoles. Una renta que Dinamarca logró reducir a base de velocidad.

En apenas cinco minutos, Dinamarca acortó las distancias hasta situarse a tan sólo un gol (9-10), aprovechando la parálisis en la que entró en ataque el conjunto español, que en los últimos diez minutos del primer tiempo no anotó ni un solo gol.

Casta española

El tiempo de receso que no bastó para aclarar las ideas ofensivas de la Selección, que apeló entonces a lo intangible, al carácter, al orgullo para tratar de mantenerse con vida en un marcador en el que Dinamarca llegó a dominar en el arranque del segundo tiempo hasta por cinco goles de diferencia (17-12).

Orgullo que demostró más que nadie el lateral Jorge Maqueda, que con tres goles casi consecutivos acabó de volver a meter a España (18-17) en un encuentro, que minutos antes parecía prácticamente perdido para el combinado español.

Pero España falló, y así en un suspiro se pasó del posible 19-20 a un 22-19, que obligó a la selección a realizar un esfuerzo superlartivo en los últimos minutos, que no tuvo premio, ya que toda la suerte que tuvo Mikkel Hansen para anotar su penúltimo gol, le faltó a Ugalde en su último disparo.

- LA FICHA DEL PARTIDO:

25 - Dinamarca: Landin; Lindberg (1), Sondergaard (-), Spellerberg (-), Mikkel Hansen (4), Lars Christiansen (1) y René Toft Hansen (4) -equipo inicial- Cleverly (ps), Svan Hansen (1), Mads Christiansen (-), Mogensen (3), Lauge (6), Markussen (-), Eggert (3,1p), Henrik Toft Hansen (2) y Nielsen (-)

24 - España: Sierra; Sarmiento (2), Gurbindo (1), Morros (1), Roberto García (1), Raúl Entrerríos (3) y Juanín García (1) -equipo inicial- Hombrados (ps), Víctor Tomás (2), Maqueda (4), Cañellas (-), Alberto Entrerríos (-), Romero (2p), Ugalde (2), Aginagalde (5) y Guardiola (-).

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 3-4, 4-7, 9-10, 9-10 y 12-10 (Descanso) 14-12, 17-13, 18-16, 19-19, 23-21 y 25-24 (Final)

Árbitros: Krstic y Ljubic (SLO). Excluyeron por dos minutos a Nielsen (2) y Lauge por Dinamarca; y a Maqueda (2) y Víctor Tomás por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera semifinal del Campeonato de Europa de Serbia 2012 disputado en el Beogradska Arena ante unos 10.000 espectadores.