Liga - Así es Essien, el 'hijo' que ha traído Mourinho

La bomba del cierre del mercado fue la llegada de Michael Essien al Real Madrid en calidad de cedido. El jugador ghanés es un mediocentro defensivo muy completo, pieza clave en el Chelsea de Mourinho, al que califica como su 'papá' (daddy), palabra que repitió hasta cinco veces en su presentación.

Pocos jugadores de 1'77 de estatura han demostrado el despliegue físico de Essien en sus mejores años. Llegó al Chelsea en 2005 para ser el sustituto de Makelele y se convirtió en pieza clave del esquema del conjunto londinense. Su fichaje fue petición expresa de Mourinho a Roman Abramovich, y en sus tres primeras temporadas en la entidad 'blue' disputó la friolera de 141 partidos oficiales.

Ese es el jugador que quiere Mourinho. Venido a menos en los últimos años por las molestias físicas, 'The Only One' confía en poder dosificarle. En Essien ve un sustituto perfecto tanto para Khedira como para Xabi Alonso, así como un potencial titular en los partidos importantes en el lugar del alemán. Como guinda del pastel, el ghanés también puede actuar de lateral derecho, una de las posiciones que el Madrid quería reforzar.

Precisamente la figura de Mourinho ha sido clave en su decisión de recalar en el Real Madrid. Essien ya era un jugador muy prometedor, pero fue el técnico luso el encargado de convertirle en toda una estrella. En su día no tuvo reparos en gastarse 38 millones de euros en su traspaso -si bien es cierto que en aquella época Abramovich no regateaba cuando le tocaba sacar la cartera-, pero es indudable de que los amortizó.

Trayectoria fulgurante

Essien llegó a Europa de la mano del Bastia francés en 2000, procedente del Liberty Professionals de su Accra natal. Debutó en Ligue 1 el 30 de septiembre de 2000 ante el Metz, con 17 años, 9 meses y 27 días. El primer año no entró mucho en la rotación, pero en las dos temporadas siguientes se convirtió en pieza clave, llegando incluso a anotar seis goles en la campaña liguera 2002-2003.

Eso empezó a llamar la atención de los grandes clubes de Francia. Llegaron ofertas de clubes de gran nombre como el Paris Saint-Germain y Olympique de Marsella, pero Essien se decantó por el Olympique de Lyon, que pagó la nada desdeñable cifra de 11,7 millones de euros por hacerse con sus servicios.

Essien ayudó a extender la racha triunfal del conjunto galo de dos a cuatro títulos ligueros consecutivos -una racha que se prolongó hasta siete tras su marcha-, e incluso llegó a coincidir en su última temporada en el país francés con un jovencísimo Karim Benzema que empezaba a dejarse ver por las convocatorias de los hombres de Paul Le Guen.

Estrellato mundial

Dos excelentes temporadas en Lyon le abrieron las puertas de los grandes de Europa, y la insistencia de Mourinho le llevó al Chelsea, donde se convirtió en un jugador referencia en el continente. Allí engordó su palmarés y su leyenda, siendo considerado durante sus primeros años en el conjunto londinense como el mejor jugador del mundo en su puesto.

En España se le recuerda, sobre todo, por el golazo que le marcó a Víctor Valdés en las semifinales de Champions de la temporada 2008-2009. Chelsea y Barça habían firmado un empate sin goles en el Camp Nou, y Essien levantó a todo Stamford Bridge de sus asientos cuando le llegó un rechace cerca de la frontal del área y, sin pensárselo dos veces, se sacó una volea con la zurda que se coló en la meta azulgrana.

Al final el gol sirvió de poco, ya que más de 80 minutos después Iniesta silenció al estadio con el famoso 'Iniestazo', que llevó al Barça a la final de lo que sería su tercera Champions y dejó a los jugadores del Chelsea deshechos y hundidos en un mar de protestas al polémico Obrevo.

Guinda del pastel

Finalmente, Essien pudo sacarse la espina de la Champions League la pasada temporada, cuando el conjunto de Roberto Di Matteo levantó por fin el ansiado título tras derrotar en la final al Bayern de Munich. Aunque no pudo jugar el partido decisivo, culminó con el trofeo la mejor generación de la historia del Chelsea, junto a los míticos John Terry, Frank Lampard y Didier Drogba.

Sin ese peso encima, Essien ha decidido aceptar la oferta de cesión del Real Madrid, donde se reencuentra con Mourinho, que siempre le vio como un hombre de confianza, con Ricardo Carvalho, y sobre todo -como Essien y Mou esperan- con su mejor versión futbolística.

¡Juega a la Superliga!

Si te gusta el fútbol, eres de los que disfruta de los juegos o te encanta competir con tus amigos, no dudes en hacer un equipo para la Superliga de Y! Eurosport, el mejor manager de fútbol donde podrás demostrar que eres el que más sabe de fútbol. Haz ya tu equipo y gana a tus amigos. ¡Apúntate ya!