Fútbol - Rosell, bajo sospecha de fraude en Brasil

El presidente del Barcelona se encuentra bajo sospecha después de ser señalado por un medio brasileño como responsable de un fraude que podría conllevar penas de cárcel de hasta ocho años una vez quedara demostrado.

Un amistoso puede meter en problemas a Sandro Rosell, presidente del Barcelona. Según publica el medio brasileño 'Folha de Sao Paulo', en informacióin firmada por Filipe Coutinho, el máximo mandatario azulgrana habría sido el responsable de la desviación de cerca de 3,5 millones de euros tras la organización de un encuentro amistoso entre las selecciones de Brasil y Portugal en el año 2008.

Según apunta el medio que se hace eco de la posible denuncia, que llega tras una larga investigación, el actual presidente del Barça se habría quedado en una cuenta personal con parte del dinero público recibido, además de desviar otra considerable cantidad a Ricardo Teixeira, expresidente de la Federación Brasileña de Fútbol. Para ello se habría usado a la empresa que figuró como organizadora bajo el nombre de 'Alianto'.

Las acusaciones contra Rosell van más allá, al ser señalado el presidente azulgrana por haberse supuestamente beneficiado de un contrato público sin licitación previa y haber hecho uso, según las mismas fuentes, de documentación falsa para la organización del partido. El proceso sigue abierto y, de demostrarse, podría conllevar penas de hasta ocho años de prisión.

El abogado de Sandro Rosell, por su parte, descarta toda acción en contra de su representado, sobre el que defiende su actuación dentro del marco legal: "Es una denuncia irresponsable y vergonzosa. Alianto fue contratada por que tenía derechos sobre el partido. No es una cuestión de capacidad, sino de propiedad. El partido fue un éxito".