Fútbol: Se retira Howard Webb, el peor recuerdo de la Selección

Howard Webb ha anunciado su retirada tras el Mundial de 2014. El polémico árbitro fue el encargado de pitar la final del Mundial de Sudáfrica entre España y Holanda, en el que cometió muchos errores como la no expulsión de De Jong tras una aterradora patada a Xabi Alonso.

Howard Webb, arbitro muy conocido en España por ser el árbitro que pito la final del Mundial entre la selección española y Holanda ha anunciado publicamente que se retirará de los campos de fútbol tras el Mundial de Brasil 2014.

“La Copa del Mundo es donde siempre quieres estar. El Mundial de Brasil será muy especial y me gustaría participar. Sería mi última Copa del Mundo, fue maravilloso estar en la final de la de 2010, pero me gustaría estar involucrado también en la de 2014”, ha afirmado el polémico trencilla, que no es recordado con cariño por los jugadores de 'La Roja'.

Un viejo conocido de España

El árbitro, que pitó la final del Mundial de Sudáfrica entre España y Holanda, realizó un arbitraje muy permisivo con la agresividad 'oranje'. La patada en el pecho de De Jong a Xabi Alonso más propia de una pelea que de un partido de fútbol en el minuto 25 solo fue sancionada con una tarjeta amarilla.

Webb posteriormente reconoció que se equivocó: "Una de las cosas que cambiaría sería el color de la tarjeta a De Jong. Era tarjeta roja pero la decisión no se basó en que era la final de un Mundial, sino en el ángulo de visión que yo tenía".

Barcelona y Real Madrid también le recuerdan

Howard Webb también es recordado en el seno del barcelonismo por ser el árbitro que expulsó por primera vez a Pep Guardiola como entrenador del Barça. En abril de 2009, en un encuentro ante el Bayern, Messi fingió un penalti y fue amonestado por Webb. Las airadas protestas de Guardiola le costaron que no pudiese terminar el partido en el banquillo.

El Real Madrid, por su parte, también tiene un amargo recuerdo del inglés, ya que fue el árbitro designado para pitar el Real Madird-Bayern que acabó con la eliminación de los españoles tras el fallido penalti de Ramos.