F1 2012 - El señor de la bandera es la clave del Mundial

Dicen que en la Fórmula 1 no hay nada decidido hasta que se pasa por la bandera a cuadros, pero en este 2012 ni eso. La temporada ha finalizado y todavía hay dudas sobre quién será campeón del mundo.

Vettel lo ganó en la pista, pero transcurridos varios días apenas ha podido disfrutarlo, ya que la legalidad del mismo está en el aire. En su gran remontada realizó alguna acción dudosa que ha puesto en tela de juicio su título, que finalmente acabó en manos de la existencia de ‘el señor de la bandera verde’.

Los acontecimientos sucedidos desde el Gran Premio de Brasil han sido muchos y variados, y cada uno con diferentes interpretaciones y hasta supuestas manipulaciones. Tratando de poner algo de orden y perspectiva en semejante caos, conviene ordenar los hechos de forma cronológica:

- Jenson Button se lleva la victoria en Interlagos, por delante de Fernando Alonso y Felipe Massa, mientras que Sebastian Vettel finaliza en sexta posición y se proclama tricampeón del mundo de Fórmula 1.

- Durante la propia carrera y al final de la misma, empiezan a circular dos vídeos de Sebasitan Vettel adelantando bajo supuestas banderas amarillas, uno con Kamui Kobayashi y el otro con Narain Karthikeiyan. Rápidamente se descubrió que no se trataba de banderas amarillas, sino de luces naranjas fijas que indican que la pista se encuentra en estado deslizante, pero que no prohíben el adelantamiento.

- Surge un tercer vídeo con Vettel adelantando (esta vez sí) con banderas amarillas a Jean-Eric Vergné. El vídeo se propaga por la red a una velocidad vertiginosa y surgen movimientos que reclaman la actuación de la FIA para quitarle el mundial a Vettel y dársele a Fernando Alonso

- Para darle mayor impacto al vídeo, se acompaña con la teoría de que Red Bull era consciente de la posibilidad de la sanción y mandó frenar a Jean-Eric Vergné para que entrase a más de 20 segundos de Vettel en línea de meta, de tal forma que el alemán solo perdiese un puesto con la hipotética sanción y conservase el campeonato. La base de la teoría es que Vergné pasó bajo la bandera a cuadros a 19.200 segundos de Vettel, lo que podía hacer campeón a Alonso por solo ocho décimas.

- Sin embargo, esta teoría se viene abajo rápidamente al observar los tiempos de la última vuelta de carrera, transcurrida bajo el ‘Safety Car’ y en la que el crono de Vergné es notablemente más rápido que el de Vettel.

- Aun así, se siguen sucediendo las interpretaciones al adelantamiento de Vettel sobre Vergné. En el popular vídeo, se aprecia claramente como el Red Bull supera al Toro Rosso varios metros antes de pasar por la luz verde que indicaba que la carrera se encontraba ya normalizada a partir de ese punto. Además, en el volante del piloto alemán también se puede ver con nitidez que tiene la luz amarilla que le impide adelantar.

- Se baraja la posibilidad de que Red Bull utilizase como excusa el hecho de que fue Vergné el que levantó el pie de forma exagerada para dejarse pasar, lo que eximiría a Vettel de cualquier tipo de responsabilidad.

- Fernando Alonso aviva la polémica en Twitter con una frase críptica, y que prácticamente todos relacionaron a la polémica: “Yo no hago milagros. Yo hago de las leyes correctas mis milagros”, escribió el asturiano.

- Ferrari sigue sin reclamar, pero anuncia que le ha pedido a la FIA una aclaración sobre el adelantamiento. Poco antes, ‘Autosport’ había publicado que la propia FIA les había dicho que el ‘caso Vettel’ no existía.

- El director de carreras de la FIA, Charlie Whiting, intenta poner fin a la polémica asegurando que el adelantamiento es legal porque Vettel vio una bandera verde 350 metros antes del último semáforo amarillo.

- Comienzan las conspiraciones en la red. Aparece un breve vídeo en el que se ve (o parece verse) un comisario agitando una bandera verde al paso de Vettel. Algunos usuarios aseguran que dicho vídeo está manipulado y que hay otro vídeo que lo demuestra, pero también aseveran que este último ha sido censurado.

- También se encontró un precedente que parecía similar y que daría la razón a Alonso. En el Gran Premio de Mónaco celebrado en 2010, Michael Schumacher adelantó a Alonso bajo régimen de bandera amarilla al ver a un comisario agitando una bandera verde y fue penalizado. No obstante, quedó invalidado como precedente dado que se produjo en la última vuelta con ‘Safety Car’, por lo que estaba prohíbido cualquier tipo de adelantamiento en toda la pista.

Por lo tanto, la resolución final del Mundial puede estar en manos del ya famoso comisario que ondeó la bandera verde, que unos ven y otros no, y que sin saber cómo se ha convertido en juez protagonista del título.