Pescozón de Federer a Nadal y Djokovic

Federer admitió que se siente favorito para ganar el Masters 1.000 de Madrid, después de las derrotas de Djokovic y Nadal, amparado por la velocidad de la pista, y señaló que no hay motivo para no volver a jugar a Madrid el año que viene, tal y como han declarado el serbio y el español.

"Siempre es mejor ser agresivo que pasivo, pero creo que incluso los españoles juegan agresivo. Uno no lo cree así porque no suben mucho a la red, pero "liftan" tanto que al final sus golpes son demoledores", observó.

"La altitud (de Madrid) siempre va a jugar a mi favor, esa es mi ventaja", añadió el de Basilea. "En Hamburgo, con el frío y el viento es diferente, pero si quieres ser un buen jugador de tierra tienes que jugar bien en todas clase de pistas y torneos", comentó.

La amenaza de Nadal y Djokovic

Federer, presidente del Consejo de Jugadores, declinó que tuviera la intención de hablar personalmente con los que durante esta semana han clamado contra la pista azul, e incluso han amenazado con no regresar a Madrid (Nadal y Djokovic) si no se vuelve al ocre original.

"No creo que haya motivo para hacer eso, porque lo mismo no hay tierra azul más, o solo el año que viene. Lo que si es cierto es que tenemos que sentarnos todos, no solo los del "top-ten" y ver lo que pasa, y encontrar soluciones. Tenemos que hablar de todo lo negativo que ha tenido este torneo. Veremos como sale Roma y Roland Garros. Luego, en Wimbledon, seguro que no oiremos nada más sobre todo esto"

"Están intentando conseguir la pista perfecta y no lo han logrado. Son más duras y resbaladizas. Todos los días nos adaptamos a lo que hay, pero lo de aquí es más extremo"

Sobre su próximo rival, el serbio Janko Tipsarevic, Federer dijo que aunque le había ganado en el pasado, no le conoce tanto como a Djokovic y Nadal. "Creo que puedo hacerlo de nuevo, aunque no he jugado con Janko tan a menudo".