Federer vuelve a elogiar a Madrid

El suizo Roger Federer señaló tras ganar por tercera vez en Madrid que regresar al circuito de vacaciones, volver a la capital española y ganar "era el escenario perfecto".

Enfundado en un traje gris y después de casi 45 minutos de espera tras ser anunciada su conferencia de prensa, pues acudió a un acto con el actor Will Smith en la promoción de la película "Men in black 3", Federer se mostró incluso sorprendido de haber ganado otra vez un torneo como el de la Caja Mágica.

"Es sorprendente ganar así un título después de volver de vacaciones. Estaba preocupado en ganar en primera ronda sobre todo. Era muy realista al llegar aquí, y me había olvidado de mi récord en Madrid, por lo que el primer encuentro fue clave para continuar. Luego fue todo más rodado, la victoria ante Gasquet, y la confianza fue viniendo poco a poco", dijo Federer.

"No se necesita mucho después de estar jugando tan bien los últimos meses, pero después de las vacaciones, llegar y ganar es el escenario perfecto", comentó el suizo que aunque viajará mañana a Roma, no quiso confirmar si jugará el torneo. "Normalmente sí, pero veremos cómo me siento mañana. Ha sido una semana difícil y el cuerpo lo siente. Tengo que asegurarme, pero voy a viajar mañana allí", dijo.

"He tenido un poco de mala suerte al principio, porque sentía que él me iba a romper, dijo sobre la situación del tercer set cuando sirvió por primera vez para ganar el encuentro. "Lo que tratas es de meterte ahí de nuevo, pero pensé en utilizar otra ruta, y me sentí feliz luego de disponer de una nueva oportunidad".

Elogios a Nadal

"Siento que ha sido una gran victoria, en una gran final y contra un gran jugador", comentó el suizo que la última vez que ganó en Madrid, se alzó después con el torneo de Roland Garros. "En una pista como esta y ante este rival es difícil encontrar el ritmo. Berdych es uno de los más peligrosos en ese territorio", añadió el jugador que asumió que no persigue los récords de Rafael Nadal, ni tan poco de Pete Sampras.

"No necesito romper todos los récords de Pete", dijo Federer que de estar dos semanas más como número uno del mundo superaría la marca de Sampras (286), pero creo que para ello debo ganar torneos grandes. Puedo hacerlo en Roland Garros, pero tengo que centrarme en Novak y en Rafa que ganó allí el año pasado", aseguró, "sería increíble desde luego, pero si no soy capaz, tampoco pasaría nada, todos los jugadores quieren ser número uno".

Respecto al récord del torneos Masters 1.000 que ahora comparte con Nadal (20), Federer dijo que era tan solo un número. "Es increíble lo que tiene Rafa, en tan corto periodo de tiempo, ocho en Montecarlo, increíble", repitió, "pero no miro los récords de Rafa".