Fermín Cacho y el oro más importante de Barcelona 92

Fermín Cacho Ruíz pasó a la historia del olimpismo español por alcanzar la medalla de oro de 1.500 metros en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Desde entonces, es considerado como uno de los mejores atletas españoles de todos los tiempos.

A falta de 200 metros para la meta, el atleta español lanzó un vertiginoso cambio de ritmo y superó a Birir y a Chesire. El gran favorito, Morceli, se quedaba sin opciones de reacción y Cacho entraba en meta con los brazos abiertos y la mirada puesta en el cielo (3:40.12).

La presea en ciudad catalana no fue la única que obtuvo en atleta español, ya que sólo cuatro años después en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 en la misma disciplina.

Los 1.500 m fue la distancia que encumbró a Fermín Cacho a convertirse en un mito del deporte español: se proclamó una vez campeón de Europa, en los Europeos de 1994 y también posee una medalla de bronce obtenida en el Europeo de 1998.

En los Campeonatos del Mundo, obtuvo dos importantes subcampeonatos en los años 1993 y 1997 y en pista cubierta destacan las medallas de plata en el Campeonato del Mundo celebrado en Sevilla en 1991 y en el Campeonato de Europa de 1990 en Glasgow.

Su mejor marca en 1500 metros de 3:28.95, conseguida el 13 de agosto de 1997 en Zúrich, continúa siendo récord de España y de Europa.