Alonso quiere completar el sueño del tricampeonato

El doble campeón mundial de F1, Fernando Alonso (Ferrari), que lidera de forma sólida el Mundial 2012, declaró en el circuito de Hungaroring, donde este fin de semana se disputará en GP de Hungría, que le gustaría "ganar un tercer Mundial", pero recalcó que aún es "pronto para hablar de ello".

El doble campeón mundial de F1, Fernando Alonso (Ferrari), que lidera de forma sólida el Mundial 2012, declaró en el circuito de Hungaroring, donde este fin de semana se disputará en GP de Hungría, que le gustaría "ganar un tercer Mundial", pero recalcó que aún es "pronto para hablar de ello".

"Lo veremos cuando tengamos posibilidades reales de capturar el tercer título. Por el momento, estamos contentos con los puntos sumados durante la primera mitad del Mundial. Pero tenemos que seguir trabajando duro, tenemos que seguir siendo consistentes y seguir sacando buenos resultados, porque esto puede cambiar mucho, en dos o tres carreras. Y entonces estaríamos hablando de algo diferente", apuntó Fernando.

Ansioso pero precavido

"No tiene sentido hablar ahora del tercer título, pero, como dije cuando se acabó el GP de Brasil 2006 (cuando firmó su segundo Mundial y consiguió en aquel momento ser el más joven en lograr dos) se convirtió en un sueño para mí ganar un tercer título en mi carrera. Puede ser este año, dentro de dos, en seis... no sé", dijo Alonso.

"Pero el tercero será muy importante para mí. Tener los mismos títulos que (el brasileño) Ayrton (Senna), que era mi ídolo cuando estaba en 'karts' y otros nombres como (el austriaco Niki) Lauda, etcétera.. creo que es un buen número, con el que sueño y que ojalá llegue antes o después", comentó en el escenario de su primera victoria -en 2003-, que reconoció que en esos momentos no esperaba presentar el palmarés que ostenta ahora: de 30 victorias, 79 podios y 22 'poles'.

"No, definitivamente no. Cuando ganas tu primer GP hay muchísimas emociones que se suceden: alegría, satisfacción, orgullo, de tu equipo y de ti; de tu familia. Te sobrevienen numerosos pensamientos cuando ganas tu primer GP, pero no te puedes imaginar que vas a repetir esa sensación. Alguna vez más o con frecuencia", explicó el líder del Mundial de F1.

Muchos cambios pero sigue siendo ganador

"Seguir ganando después de varios años, con equipos diferentes, con distintos reglamentos, que han cambiado mucho desde 2003... (motores) V10, V8, (neumáticos) Michelin, Bridgestone, Pirelli... cargar o no cargar (combustible). Han pasado muchas cosas desde entonces", dijo.

"Y si miro atrás, por supuesto que no me imaginaba que iba a tener la suerte y la posibilidad de ganar dos Mundiales y de estar conduciendo para Ferrari", explicó.

Cerca pero lejos del título

"Estamos en una buena posición después de la primera mitad de la temporada. Hasta ahora los resultados han sido buenos y en algunos momentos hemos tenido suerte, con algunos detalles. Y estamos sumando muchos puntos. Pero aún quedan otras diez carreras y las diferencias entre los cinco o seis equipos de arriba son muy pequeñas", declaró Alonso.

"Así que, con que uno de ellos haga un par de carreras buenas, la situación cambiará. Tenemos que sacar el máximo de lo que disponemos cada carrera y eso a lo mejor a veces eso signifique estar en el podio y otras hacer un quinto o un séptimo", comentó el piloto español en la rueda de prensa oficial de la FIA.

"No podemos permitirnos cometer errores y es demasiado pronto para pensar en el campeonato, con Red Bull, McLaren, Lotus y Mercedes luchando por ello", opinó Fernando, que lidera el Mundial con 154 puntos, 34 más que el australiano Mark Webber (Red Bull) y 44 más que su compañero el bicampeón alemán Sebastian Vettel.

De la tristeza a la euforia

Preguntado si después de tener que animar a un equipo cabizbajo ahora debía frenar la euforia, Alonso señaló que todo el mundo en la escudería italiana sabe cuál es el camino a seguir.

"Todos en el equipo saben dónde estamos, cuántos puntos tenemos, cómo los logramos y cuántos puntos tenemos en el Mundial de constructores. En cada carrera hacemos un análisis posterior al GP. Y los números nunca mienten. Sabemos dónde estamos", explicó el líder del Mundial de F1, que el pasado martes visitó a las víctimas de los terremotos del norte de Italia junto a su compañero brasileño Felipe Massa.

Ferrari, solidario

"Felipe y yo fuimos a visitar algunos de los campamentos. Las personas que se encuentran en ellos todavía no saben cuándo regresarán a sus hogares, ya que algunas de las ciudades han resultado muy dañadas y los edificios necesitan ser reconstruidos", comentó Alonso.

"Es algo triste e intentamos trasladarles algo de apoyo en nombre de la escudería Ferrari y de la fábrica. Cuando ocurrió, su historia salía en los periódicos todos los días, pero unos meses después, la gente se olvida de las cosas. Espero que la situación vuelva pronto a la normalidad cuanto antes, mejor", culminó.