Fútbol - El final de los goles fantasma está más próximo

La tecnología ayudará a los árbitros internacionales a disipar las dudas sobre los 'goles fantasma' a partir del próximo Mundial de Clubes que se disputará en diciembre en Japón. El sistema se utilizará también en la Copa Confederaciones y el Mundial 2014.

Tras años de polémicas, la IFAB, formada por la FIFA y por las cuatro federaciones británicas de fútbol, ha dado luz verde a la implantación de la tecnología en las porterías para ayudar a los colegiados en caso de duda con las situaciones en las que no está claro si el balón ha traspasado o no la línea de gol.

Después de un largo periodo de pruebas, dos empresas han sido las elegidas para implantar esta tecnología en los principales estadios del mundo: Hawk-Eye, de origen británico y con experiencia en otros deportes como el tenis o el cricket; y GoalRef, alemana. Al proceso inicial se presentaron ocho candidaturas, que han ido cayéndose de la pugna durante los últimos nueve meses, en los que se han probado todas las propuestas en estadios de Hungría, Inglaterra, Alemania e Italia.

Ambos fabricantes deben solicitar aún la licencia a la FIFA para superar unas pruebas en los laboratorios e instalar sus dispositivos en los estadios, en los que deberán ser testados una vez establecidos.

Goles fantasma decisivos

La polémica que desata un gol fantasma se multiplica de forma exponencial cuando el escenario es una de las mayores competiciones futbolísticas del planeta. Así, en el pasado Mundial de Sudáfrica, un gol anulado a Inglaterra en los octavos de final ante Alemania desató la indignación de los 'pross', que se consideraron severamente perjudicados por el arbitraje del uruguayo Jorge Larrionda, que no vio cómo el disparo de Lampard superó la meta de Neuer.

Aún más reciente fue el gol fantasma del ucraniano Mirko Devic en la Eurocopa, precisamente ante la selección inglesa. El árbitro de aquel encuentro, Viktor Kassai, entonó el 'mea culpa' y la UEFA lo dejó en la nevera durante el resto de la competición como castigo.

Debut en Japón

Si las pruebas previas resultan satisfactorias, la tecnología será la aliada de los árbitros en el próximo Mundial de Clubes de Japón, en el que no habrá representación española. También se utilizará en la próxima Copa Confederaciones de 2013 y en el Mundial 2014, ambos a disputar en Brasil, en los que sí participará la selección española.